Revisionismo histórico en Sabadell donde se plantea quitar una plaza a Antonio Machado por “españolista”

calles

El Ayuntamiento de Sabadell ha remitido a las entidades locales un informe, encargado a un historiador seleccionado por el propio Consistorio, en el que se propone retirar el nombre de una plaza aAntonio Machado por considerarlo «españolista y anticatalanista», y aGoya o Calderón por ser propios de «un modelo pseudocultural franquista».

Según ese documento promovido por el Ayuntamiento de Sabadell, que personajes de la cultura española como Garcilaso de la Vega, Luis de Góngora, Calderón de la Barca, Larra o Francisco de Goya den nombres a calles del municipio barcelonés son «excesos» fruto de un«modelo pseudocultural franquista» que debería corregirse. Todos los citados vivieron siglos antes de estallar la Guerra Civil y obviamente antes que Franco instaurase su dictadura.

A esas personalidades se añaden muchas otras que el dictamen plantea si deberían desaparecer de la quinta ciudad más poblada deCataluña, como la calle de Quevedo o la plaza de Antonio Machado. El estudio discute que merezcan un espacio porque califica a ambos poetas de «hostiles a la lengua, cultura y nación catalanas», como avanzó el periódico local de Sabadell.

El gobierno de Sabadell -que agrupa a ERCCUPICVPodemos y otros- solicitó el trabajo al historiador Josep Abad, miembro de entidades soberanistas.

La edil que encargó dicho trabajo,  no desautoriza ningún apartado del dictamen, a la vez que señala que el Consistorio tampoco lo hace suyo ni pone en tela de juicio ningún nombre. «Encargamos el informe para saber qué tenemos en las calles y disponer de una fotografía con la que comenzar a trabajar. Es una herramienta más, una propuesta. No significa que lo que el informe diga es lo que tengamos que hacer», comenta.

No obstante, el documento ha sido trasladado por el Ayuntamiento a las entidades de la ciudad que decidirán si deben introducirse cambios. El gobierno local deberá avalarlo en última instancia.

El Ayuntamiento explica que el objetivo del estudio era «comprobar si con la Ley de Memoria Histórica había que suprimir y sustituir algún nombre». El análisis localiza seis vías dedicadas a autoridades locales franquistas y seis más de la dictadura de Primo de Rivera. No obstante, el informe se extiende más allá de los dos regímenes del siglo XX. Menciona un centenar de vías, mezclando sin distinción nombres que considera «flagrantes» que deben ser modificados con otros que «aun sin ser especialmente graves conviene cuestionarlos y replantearse si son merecedores de continuar».

Por ejemplo, censura a Machado afirmando que «bajo la aureola republicana y progresista con que se ha revestido su figura hay una trayectoria españolista y anticatalanista».

El estudio considera «grave» que dos barrios de Sabadell estén bautizados con los apellidos de los poetas José de Espronceda y Ramón de Campoamor. Los enmarca en un «modelo pseudocultural franquista», al igual que a Gustavo Adolfo Bécquer, Mariano José de Larra, Lope de Vega, Leandro Fernández de Moratín, Tirso de MolinaJoaquín Turina, también en el callejero.

«Hoy en día, los referentes culturales son mundiales y no están restringidos a Castilla -en detrimento de los referentes culturales propios- como en dictatoriales tiempos pasados, o al menos no deberían serlo», aduce Abad en su trabajo, que ha costado 600 euros al Ayuntamiento.

Abad aboga por «un debate sereno conducido por especialistas en que se escojan los autores universales que por la singularidad de su obra se merezcan un lugar en el nomenclátor». También discute que dispongan de calle la dirigente comunista Dolores Ibárruri, La Pasionaria (la define de «seguidora de Stalin»), o Rafael del Riego, militar que dio apodo al himno republicano.

El historiador considera que debe revisarse el callejero de la localidad para «adecuarlo a la realidad sabadellense, catalana y mundial» y «deshacerse de las últimas rémoras de un nomenclátor que era una herramienta de propaganda franquista y castellanista-españolista (tanto a nivel de personajes, como a nivel histórico, geográfico y cultural)».

Al margen de científicos, escritores catalanes o mujeres pioneras, sugiere homenajear con una vía a algunos independentistas, como a tres militantes de Estat Català del primer tercio del siglo XX o Muriel Casals,presidenta de Òmnium fallecida en 2016.

A su vez, el informe objeta que «abundan» referencias que tacha de«mitos de la historiografía españolista», por lo que cuestiona que existan calles a Agustina de Aragón, Bailén, Dos de Mayo, NumanciaCovadonga, a conquistadores como Francisco Pizarro y menciones al pasado colonial, como el Rif Tetuán.

Además, vincula a una pauta franquista que se dé «una sobrerrepresentación de montañas, ríos, pantanos y ciudades castellanas». También reprocha las dedicadas a vírgenes como laAlmudena, la Macarena o la Virgen de la Paloma.

NOMBRES VETADOS POR EL INFORME

  • Antonio Machado. «Su obra es una exaltación de Castilla (a través de su paisaje) como núcleo y esencia del Estado español, lo cual incluye una idea excluyente de la diversidad».
  • Francisco de Quevedo. «Tomó claramente posiciones contra la política catalana de su época, sobre todo al final de su vida».
  • Dolores Ibárruri, ‘La Pasionaria’. «En un mitin en Valencia en 1938, pronunció la frase ‘Más vale condenar a 100 inocentes a que se absuelva a un solo culpable’, en referencia al proceso del POUM. […] ¿Puede tener una calle alguien con esos valores y ética?».
  • Agustina de Aragón. «Mito de la historia españolista creado a partir de la Guerra de la Independencia».

Hugo Barze – Corresponsal en España

Powered by keepvid themefull earn money