Doce muertos al caer un roble centenario en la verbena más importante de Madeira

arbol

La caída de un árbol de grandes proporciones este martes ha dejado al menos 12 muertos y más de 52 heridos en la isla de Madeira. El suceso ha tenido lugar en el barrio funchalense de Monte, donde se celebraba  la verbena de la Señora del Monte, patrona de Madeira, evento al que acuden miles de personas cada año. El secretario regional deSalúd, Pedro Ramos, confirma que hay un niño entre los fallecidos, y que entre los heridos se encuentran turistas de nacionalidad francesa, alemana y húngara.

Según los medios locales, el árbol, un roble centenario que se encontraba en un jardín del siglo XIX, tenía el tronco hueco y ya había sido reforzado con cables dado el riesgo que suponía para los vecinos su eventual caída.

Cerca del  mediodía, el árbol cayó en la zona de la verbena donde se vendían velas para la procesión de la patrona de la isla.

Las autoridades madeirenses  indican que el número de víctimas podría aumentar en las próximas horas debido al estado grave de siete de los heridos. También señalan que muchos de los afectados no resultaron heridos por la caída del árbol, sino por laestampida que provocó el ruido al caer el gigantesco roble.

Ante el número elevado de heridos, el Hospital de Funchal ha tenido que desviar a muchas de las víctimas a hospitales secundarios de la isla. Actualmente gran número de personas se concentran a las puertas del hospital en el centro de la capital isleña. Testigos del accidente hablan de enorme confusión al tener lugar la caída del árbol y se quejan de la falta de información tanto sobre lo acontecido, como sobre el estado de las víctimas.

El presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, se desplazará a la isla en breve, mientras que el primer ministro António Costa ha ofrecido medios aéreos para evacuar a los heridos.

Ante la magnitud  de la tragedia, la tradicional procesión religiosa -que se celebra desde hace dos siglos y en la que normalmente participan personajes ilustres de la isla- ha sido cancelada. Al ser la verbena más importante de la isla, altos cargos del Gobierno Regional -entre ellos el presidente isleño Miguel Albuquerque- y autoridades eclesiásticas se encontraban en la zona al tener lugar el accidente.

Críticas a las autoridades locales

A través de los medios madeirenses residentes de Monte aseguraron que el mal estado del roble caído había sido denunciado en repetidas ocasiones a lo largo de la última década, sin respuesta alguna por parte de las autoridades locales.

El diario  Funchal Notícias recoge las declaraciones del residente António Mendonça, que el pasado marzo denunciaba el mal estado de los árboles del Largo da Fonte -plaza pública donde ha tenido lugar el accidente-, asegurando que “un día de estos se producirá una desgracia”.

Durante una rueda de prensa tensa, el presidente isleño se defendió ante los medios, declarando que la zona donde cayó el árbol es “de administración local”. A la vez, el político dijo que siempre había respondido ante el público, y que si se descubrían motivos para depurar responsabilidades, eso se haría. No obstante, de momento Albuquerquedescarta abrir una investigación oficial del accidente, insistiendo en que la prioridad actual es “dar apoyo a las víctimas y los heridos”.

La devoción de los madeirenses a la Señora del Monte está ligada a otro acontecimiento trágico, la avalancha de 1803, en la que murieron más de mil personas; poco después, las autoridades religiosas locales nombraron a la advocación patrona de la isla. Desde entonces, el barrio de Monte -ubicado en una de las zonas más altas de la capital isleña- acoge la iglesia matriz de la Virgen, un edificio con unas enormes escaleras de entrada que los más fieles escalan de rodillas.

Miles de personas visitan Monte en estas fechas para participar en la verbena de la patrona, entre ellos miles de emigrantes que aprovechan el festivo para volver a su tierra natal. Este año se esperaba un aumento del número de participantes ante el retorno de más de 4.000 madeirenses emigrados a Venezuela, los cuales han abandonado el país sudamericano ante la inestabilidad política vivida ahí en los últimos tiempos.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money