Una concejala ‘bruja’ busca ovnis en la sierra madrileña de Guadarrama

Leonor Villazala

Leonor Villazala organiza desde hace seis años jornadas de avistamientos de ovnis en la sierra madrileña de Guadarrama, a 60 kms de Madrid.

«Gracias a nosotros, más de 200 pueblos hacen jornadas de parapsicología” indica  Leonor Villazala que  forma parte del Ayuntamiento de Guadarrama desde 2007, cuando llegó de la mano de IU, «la primera vez que el Partido Comunista entraba en el Consistorio», según explica. En 2012, en su segunda legislatura como representante política, empezó a organizar las jornadas de Alerta Ovni.  A finales de julio celebraron  su sexta edición.

Villazala nació en Monforte de Lemos, provincia de Lugo, en 1961. A la hora de estudiar optó por Betanzos, en A Coruña, a hora y media en coche de donde se crió.

Allí se formó como auxiliar de enfermería, ocupación que ha desarrollado en varios hospitales madrileños como el de la Barranca, El Escorial y el de Guadarrama, donde trabaja actualmente. En su ficha de concejala en el Ayuntamiento también figura como auxiliar de farmacia y terapeuta de reiki, una  técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio.

A la Comunidad de Madrid llegó cuando tenía 24 años «por amor». Tres años antes tuvo a su hija, ahora con 35, formada como técnica en emergencias. Dice que su gusto por temas esotéricos lo ha «mamado en casa», y que su pasión por las brujas es debida a su prodecencia gallega. «Habela ailas» (sic) se puede leer en su biografía de Twitter, en referencia a las meigas gallegas.

El 29 de julio en Guadarrama tuvo lugar la sexta edición de Alerta Ovni, propulsada por Villazala. «El Ayuntamiento no pone ni un euro, sólo en la publicidad en medios», insiste la concejala. Esa tarde se celebraron en el Centro Cultural La Torre del municipio una serie de conferencias que contaron con la presencia de Santiago Vázquez, investigador del campo de los fenómenos paranormales. Vázquez empezó a crearse un nombre conocido por ser colaborador en el programa Cuarto Mileno (Cuatro).

Después de las conferencias, la siguiente parada de la jornada era el pantano La Jarosa. Allí, casi 300 personas (según la organizadora) se dieron cita para intentar ver algúnobjeto volador no identificado. No hubo suerte. «Lo que sí vimos con unos potentes telescopios fueron muchas estrellas fugaces, planetas y estaciones espaciales», explica Villazala.

«La segunda parte de Alerta Ovni son unas jornadas científicas con profesionales y gente que sí ha vivido experiencias con objetos voladores», explica. Sin fecha concreta, estas charlas tendrán lugar en otoño.

«Siempre he tenido una capacidad especial para ver más allá de las personas.Siento qué tipo de energía transmiten», asegura Villazala. Este «don» extrasensorial afirma que lo heredó de su abuela,  Leonor. Ese poder le ha servido para sobrellevar la polémica levantada los últimos días por la celebración de las jornadas que ella promueve.

«La gente de Podemos me han ‘hackeado’ la cuenta de Twitter, han hecho una campaña de acoso y derribo contra las jornadas, y me han difamado», asegura. La concejala lo achaca a que no apoyó el acuerdo a nivel nacional que la coalición de izquierdas suscribió con el partido morado para las elecciones generales y que dio lugar aUnidos Podemos.

Desde sus propias filas echan más leña al fuego. En un comunicado del 1 de agosto,Izquierda Unida Guadarrama afirma que la «organización política rechaza todo tipo de pseudociencias tales como la ufología, la homeopatía o cualquier actividad que no pueda ser demostrada empírica o científicamente». Y remata: «la concejala Leonor Villazala no pertenece a nuestra organización y en la actualidad no tiene ningún tipo de relación con IU».

Hugo Barze – Corresponsal en España

Powered by keepvid themefull earn money