Delibera en Mar del Plata el Primer Congreso Argentino de Cerveza Artesanal

cerveza

Los ejemplos locales que van más allá de la elaboración de la cerveza son múltiples. Tal es el caso de la propuesta de Beer Way, que hace más de un año trabaja en la difusión de la ruta de la cerveza artesanal, dando a conocer los circuitos cerveceros y todo lo que tienen para proponer en la ciudad y la zona.

Entre hoy 4 y mañana 5 de agosto, en el hotel Presidente Perón (Tucumán 2662) Beer Way se realiza el Primer Congreso Argentino de Cerveza Artesanal. Según Julián Verna, uno de los fundadores de la página, “el proyecto nació a raíz de las problemáticas que encontramos que tenían muchos cerveceros, como por ejemplo temas de investigación, técnicos, de habilitación, qué hacer con los residuos, o cómo reutilizar levaduras, entre otros”.

“El objetivo es que los productores puedan acceder a jornadas de charlas y capacitaciones para el sector con un respaldo académico, buscamos también una formación en el tema, como tecnicaturas, que puedan salir del ámbito universitario”, contó Verna.

El Congreso está destinado a quienes ya trabajen en la elaboración de la bebida y tendrá tres grandes ejes: “uno comercial, uno que tiene que ver con las temáticas de regulación y el último con el tema de la producción”, según relató el organizador.

Cuenta con la participación de investigadores del Conicet, de la Fundación ArgenINTA, del Ministerio de Producción provincial y las universidades de Buenos Aires y Mar del Plata.

Este es un ejemplo de lo que mueve el mundo de la industria cervecera pero hay muchos más. Los puntos de comercialización de la bebida ya no son exclusivamente los bares sino también aquellos lugares que se dedican a la recarga de botellones, por ejemplo, que permiten que la bebida se ingiera en los ámbitos privados. Estos pequeños comercios están apareciendo en muchos barrios de la ciudad, como el centro, zona puerto, punta mogotes, San Juan o el bosque.

Los insumos son otra pata importante, existen en la ciudad distintos comercios que venden las materias primas como las maltas, levaduras y lúpulos. También proveen ollas, tapas, envases y hasta kits para los productores experimentales que elaboran en sus hogares para consumo personal y no comercializan.

Incluso, hay algunos experimentos en lo que respecta a la plantación de lúpulo. Esta flor que le da el aroma y el sabor a la cerveza tiene su lugar de crecimiento en el sur del país, en la patagonia, sin embargo, ya hubo cosechas de lúpulo 100% marplatense, que puede convertirse en otra industria local en un futuro cercano.

Como explicaba Julián Verna, de Beer Way, la investigación científica juega un importante papel. En la ciudad hay dos licenciados en ciencias biológicas, Cintia Pereyra y Andrés Arruabarena, ambos egresados de la UNMDP, que trabajan en el desarrollo de levadura líquida con el objetivo de comercializar en la ciudad y la zona. Las que se consiguen hoy son importadas, de poca variedad y en formato seco.

Estos son sólo algunos ejemplos que se desprenden de la elaboración de la cerveza y que posibilitan el crecimiento de una industria que tiene derivados en diferentes aristas, que ponen a la juventud a pensar en emprendimientos productivos propios y que no tiene techo a la vista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Powered by keepvid themefull earn money