Rugby en las cárceles: “Lo malo se contagia pero lo bueno también”

rugby1

Así lo manifestó Mariano Second, Oriundo de Tandil, e integrante de “Rugby sin fronteras”, quien juntó a mas de 20 deportistas  de Los Cardos y Los 50 para compartir un encuentro con los internos de Batán.

En el marco del Programa “Recuperar Vidas” que lleva adelante la Asociación Civil “Cambio de Paso” y el Servicio Penitenciario Bonaerense, se realizó un partido amistoso entre los equipos de la Unidad Penal Nº 15 de Batán, “Oktubre”y “Pakapaka” y el “Los Cardos” y “Los 50″ de Tandil, en la cancha exterior del Complejo Penitenciario Zona Este.

Al ser consultado Second, ex jugador y entrenador de larga Trayectoria,   se manifestó conforme no solo con el desempeño de los internos dentro de la cancha que, asegura ha mejorado mucho, sino que al ser un deporte de contacto también lograron tener autocontrol y caballerosidad deportiva.  “Han evolucionado mucho en  su técnica de juego, autocontrol pero por sobre todo cómo se comportan en la cancha y fuera de ella” y continuó diciendo. “Lo malo se contagia pero lo bueno también” hoy los jugadores de  Octubre,  Paka Paka y “Espartanos” ( La Plata) son referentes del incipiente equipo de rugby de la cárcel de Barker a la que asisto frecuentemente como colaborador. Los toman de ejemplo, los quieren imitar no solo en el juego sino en la forma de concebir las reglas de la vida, entienden que hay segundas oportunidades y que esta es una que  tienen aprovechar

Cambio de actitud:  un preso encontró mil pesos y los devolvió

rugby2En ese contexto, Luciano, que oficiaba de árbitro, consideró importante destacar una anécdota. “A un jugador, Matías, le presto un short, que yo traía puesto. No me acordaba de que había dejado plata en los bolsillos. Al rato vino Matías hasta la H y me dice ‘referí, tenía eso en el pantalón”, relató. Matías, uno de los presos que participó del partido, había encontrado mil pesos en los bolsillos del pantalón que le prestó el árbitro, y fue a devolvérselos.

Parece una anécdota menor, pero para mí es significativa por que es un cambio en el pensamiento de los muchachos. Es una evolución digna de destacar“, sostuvo Luciano.

La ONG “Cambio de Paso” interviene en la Unidad Penal N°15 de Batán desde hace 8 años y mediante el  programa “Recuperar Vidas”, busca que los internos adquieran la capacidad de comprender y respetar la leyes de convivencia, con miras a su reinserción en la sociedad el día que recuperen su libertad; a través del  Rugby como herramienta educativa, junto con la capacitación y el trabajo. Bajo esas premisas, los internos del programa confeccionaron  una cuna y varios pizarrones, que la ONG donó al patronato de Liberados y serán destinados a una interna madre y su beba de la unidad 54 Florencio Varela.

Powered by keepvid themefull earn money