El Vaticano llamó a promover un turismo sostenible y responsable

tren

El turismo sostenible como instrumento de desarrollo”, es el tema del mensaje para la Jornada Mundial del Turismo, que como es habitual se celebrará el próximo 27 de septiembre de 2017, publicado por el Consejo Pontificio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, con la firma de su prefecto el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkon y fechado el 29 de junio de 2017.

“El turismo sostenible como instrumento de desarrollo”, es el tema del mensaje para la Jornada Mundial del Turismo, que como es habitual se celebrará el próximo 27 de septiembre de 2017, que fue publicado este martes por el Consejo Pontificio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, con la firma de su prefecto el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkon y fechado el 29 de junio de 2017.

Se trata en esta ocasión del primer mensaje publicado por el nuevo Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral que, a partir del primero de enero de 2017, congregó los anteriores Consejos para la Justicia y la Paz, Cor Unum, para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes y para la Pastoral de los Agentes Sanitarios.

El mensaje advierte en primer término que al hablar de Turismo “nos referimos a un fenómeno de gran importancia, tanto por el número de personas implicadas, como por los numerosos beneficios que puede ofrecer”, pero asimismo advierte “los riesgos y peligros que en diversos ámbitos puede suponer”.

Según las estadísticas de la Organización Mundial del Turismo en 2016, el número de llegadas turísticas internaciones asciende a unos 1.235 millones. A nivel mundial, el sector representa el 10% del PIB y el 7% del total de las exportaciones, teniendo en cuenta que uno de cada 11 puestos de trabajo se encuentra en el turismo.

Considera por lo tanto el mensaje del Consejo para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que el turismo ocupa un “lugar relevante en las economías de los diversos Estados y en las políticas dirigidas a alcanzar el desarrollo inclusivo y la sostenibilidad ambiental a nivel global”.

Asimismo el turismo puede ser “un instrumento importante para el crecimiento y para la lucha contra la pobreza”, indica el mensaje que “no se reduce al simple crecimiento económico”, sino que debe ser integral y “promover a todos los hombres y a todo el hombre”.

“Para la Iglesia, -explica el Mensaje- el concepto “integral”, unido a la expresión “desarrollo humano”, permite incluir también esa sostenibilidad de la que hablan las Naciones Unidas, abrazando todos los aspectos de la vida: social, económico, político, cultural, espiritual, y haciéndoles parte de una única síntesis, la persona humana”.

Adhiriendo a la convocatoria de la OMT para promover el “turismo sostenible”, el mensaje subraya que “el tiempo de vacaciones no puede ser, de hecho, pretexto ni para la irresponsabilidad ni para la explotación: es más, éste es un tiempo noble, en el que cada uno puede enriquecer su propia vida y la de los demás. El turismo sostenible es un instrumento de desarrollo también para las economías en dificultad si se convierte en vehículo de nuevas oportunidades, y no en fuente de problemas”.

Al respecto el texto indica la necesidad de “promover la sostenibilidad ecológica, que procura no modificar los ecosistemas; la sostenibilidad social, que se desarrolla en armonía con la comunidad que recibe y la sostenibilidad económica, que impulsa un crecimiento inclusivo”.

Sobre la reflexión que “como cristianos pueden ofrecer”, el mensaje señala: “Reconocemos a Dios como Creador del universo y Padre de todos los hombres, que nos hace hermanos los unos de los otros. Ponemos al centro la persona humana; respetamos la dignidad de cada uno y la interacción relacional entre los hombres; compartimos el principio del destino común de la familia humana y el destino universal de los bienes de la tierra. El ser humano no actúa, por tanto, como dueño, sino como administrador responsable”.

El mensaje para la Jornada Mundial del Turismo del Consejo Pontificio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral concluye recordando las palabras que el papa Francisco pronunció en las Naciones Unidas, afirmando que “la casa común de todos los hombres debe continuar levantándose sobre una recta comprensión de la fraternidad universal y sobre el respeto de la sacralidad de cada vida humana, de cada hombre y cada mujer. La casa común de todos los hombres debe también edificarse sobre la comprensión de una cierta sacralidad de la naturaleza creada”.+

Powered by keepvid themefull earn money