Juan Rey: “Trabajo para sembrar esperanza y devolverle la sonrisa a la ciudad”

Rey1

El precandidato a concejal por Nueva Acción Juan Rey, habló con “el Retrato…” de la campaña de cara a las PASO, de la ciudad que imagina y de los proyectos en los que puntualiza para mejorar las condiciones de vida de los vecinos: “los pequeños detalles significan mucho”.

Siempre positivo y dispuesto, Juan Rey, titular de la ONG Hazmerreír, fundación solidaria que hace años se desempeña en la ciudad, llevando alegría a quienes más lo necesitan, nos recibió en el despacho del concejal de Acción Marplatense Santiago Bonifatti, después de haber donado sangre para el Centro Regional de Hemoterapia.

Preguntado por cómo lleva adelante su primer campaña, porque si bien fue Sub secretario de Cultura durante el último año y medio de gestión de Gustavo Pulti, nunca había participado activamente en política, Rey aseguró que “en el negocio me extrañan” pero “estoy muy feliz de encarar este proyecto”.

Rey es comerciante, es dueño de la Librería Keops, ubicada en Independencia y Avellaneda, reconocida por la ex presidenta Cristina Fernández cuando se negó a aumentar los precios en febrero de 2014. Allí trabaja él y su familia. “Nacho y mi señora saben de mi entusiasmo por hacer siempre algo positivo por los demás, entonces me acompañan y me apoyan en esta decisión”.

Con respecto a cómo es recibido por los vecinos, el precandidato contó que “por suerte me ven como soy, una persona común que nunca bajó los brazos y que a pesar de las vivencias personales, siempre busqué ir por el lado de la solidaridad”.

“Yo digo que ponerle una sonrisa a la ciudad no significa que vayamos todos riendo por la vida pero sí el hecho de que empecemos a generar cosas positivas. Mar del Plata es una ciudad netamente rica, tiene todo lo que se te ocurra, sin embargo le falta mucho para que todos vivamos como nos merecemos. Creo que hemos fallado los ciudadanos, no la ciudad”.

Agregó que en la gente encuentra “muy buena predisposición y ganas. Todos los días aprendo algo nuevo. Si bien escucho muchas cosas negativas por un lado, que tiene que ver con la preocupación y los sacrificios que deben hacer muchas familias para vivir día a día, por otro hay ganas de creer en que se puede estar mejor”.

Con confianza en el Estado, cree que lo principal a profundizar desde una banca en el HCD, “es el empleo. Todos los problemas que en los barrios me enumeran se solucionan con trabajo digno. El acceso a la dignidad laboral permite pensar en estudiar, capacitarse, gastar en ocio y eso mejora el estado de ánimo y las relaciones sociales”.

Por otro lado, dijo que se siente más empapado en aquellas cosas que tienen que ver con “la cultura, el deporte y la acción social”: “Hoy tengo una reunión con gente del ciclismo, necesitan cosas simples para una municipalidad como bicisendas, lugares cuidados, el problema de tránsito. No son problemas de recursos económicos sino de gestión”, reconoció Rey.

“Cuando estaba en cultura encontré que la burocracia hace que los secretarios en lugar de estar gestionando se preocupen por conseguir el dinero para realizar lo que necesitan. Para mí eso es un error, el secretario tiene que estar para crear. Quienes hacíamos el trabajo de gestión éramos los  sub secretarios. Un día, me junté con todos los sub secretarios de todas las secretarias. No te imaginas lo que podes ahorrar y acelerar en los trámites cuando todos estamos de acuerdo. El diálogo entre funcionarios y trabadores tiene que darse permanentemente, es fundamental para encarar desafíos y ejecutarlos exitosamente”.

Además, dijo que más allá de los resultados de las PASO, “se pueden generar proyectos, yo trabajo para sembrar esperanza. Estuve con maestros de escuelas experimentales en la zona sur, son proyectos espectaculares para pensar otra educación posible. Ellos tienen todo, lo que les falta es el lugar. Lo que hay que empezar a gestionar son esas cosas, qué lugar puede ser el propicio para que estos maestros puedan dar clases y fortalecer su proyecto. Si lo conseguimos, le cambiamos la vida, a ellos y a las familias que llevan a sus chicos a estudiar. Mi deseo para ellos es que podamos conseguir un espacio y satisfacer esa necesidad, esa demanda primaria”.

El precandidato sumó otro ejemplo, lo que un vecino del Barrio Las Heras le manifestó: “De Tetamanti a la Ruta 88 hay diez cuadras pongámosle, un colectivo que pasa ida y vuelta por una calle muy angosta. Se torna peligroso para peatones y quienes circulan en moto o bicicleta. Me lo decía un vecino, “si usted hace una pequeña vereda y una bicisenda, todos los que vamos a trabajar a la Ruta 88 estamos protegidos”. Creo que gestionar esas acciones no es difícil ni carísimo. Nosotros queremos ese gobierno de los pequeños detalles, que para la gente no son detalles y para un municipio deberían ser fáciles de ejecutar”.

 

 

Powered by keepvid themefull earn money