La ‘droga de los dioses’ llega a España

droga

Tras el sugerente nombre de “la molécula de Dios” está una de las drogas más potentes. Un estupefaciente que tiene su origen hace siglos, pero que aún se consume en muchos países del mundo entre los que se incluye España.

En localidades como Tarifa o Ibiza se han celebrado recientemente ceremonias para tomarla. Con la solemnidad de un rito espiritual, se han dado cita varios grupos de personas con el único objetivo de ingerir un alucinógeno que ya los chamanes del Amazonas supieron aprovechar. Estos hechiceros elaboraban la ayahuasca – una bebida preparada a base de plantas como la banisteriopsis caapipsychotria viridis o diplopterys cabrerana—, para conseguir que los participantes de sus rituales llegaran al éxtasis. Un estado de delirio que alcanzaban por el efecto que provoca la dimetiltriptamina o DMT —nombre químico de “la molécula de Dios”—, más que por el misticismo y la magia del momento.

“La DMT pertenece a la familia de las triptaminas, es decir, su estructura es análoga a neurotransmisores como la serotonina. Cuando se ingiere en infusión o fumada, provoca estados alterados de la conciencia”, comenta el doctor José Ángel Morales, uno de los científicos que más ha investigado sobre esta sustancia en nuestro país. Este psicotrópico se encuentra en pequeñas proporciones de forma natural en muchos seres vivos. Incluso los seres humanos la producimos a través de la glándula pineal en situaciones de estrés, de ahí que haya quien la relacione con las visiones previas a la muerte.

Aunque esta droga es más intensa que muchas otras, el subidón dura menos tiempo. El psiquiatra estadounidense Rick Strassman ya lo demostró en un ensayo con personas voluntarias, que afirmaron que los efectos se empezaban a notar a los pocos segundos de tomarla, y que estos permanecían durante solo unos minutos. Tras la prueba, confesaron que durante ese periodo pudieron ver extraterrestres, notar la cabeza separarse del cuerpo e incluso hablar con ángeles, entre otras alucinaciones.

En la actualidad,  país existen varias empresas y organizaciones que se dedican a organizar eventos donde la dimetiltriptamina es la protagonista. Bajo la idea de “retiro”, Inner Mastery SL celebra sesiones con ayahuasca y bufo alvarius —una especie de sapo del que también se extrae la sustancia en cuestión—, con precios que van desde 195 euros por un día, hasta los 555 euros que se pueden llegar a pagar por tres días de elevación incorpórea.

 

Powered by keepvid themefull earn money