El nuevo Obispo, Gabriel Mestre rezó misa de acción de gracias por elección de Francisco

mestre1

Monseñor Gabriel Mestre, presidió  misa  en la Catedral en acción de gracias por la elección del papa Francisco como obispo de Mar del Plata. Lo acompañaron varios sacerdotes del clero diocesano  y una gran cantidad de fieles que a pesar del frío, respondieron prontamente a la eucaristía y con mucha alegría quisieron acompañar al “padre, pastor y amigo” que se convirtió en el obispo electo de la diócesis.

Durante la homilía, Mestre, agradeció a Dios toda su vida “ha sido muchísimo más lo que Dios me ha dado que lo que yo he podido darle. He sido bendecido por Dios de manera sobreabundante a lo largo de mi vida. Por eso me siento muy exigido, para poder responder en serio en frutos de conversión, de vida nueva para llevar adelante este ministerio que el Señor hoy me encomienda”.

Y para cerrar sus palabras, pidió a todos los presentes, “queridos hermanos en primer lugar recen y oren, y quiero que me exijan lo que es absolutamente esencial para un obispo: que sea un hombre de Dios. Recen cada día, en cada circunstancia, cada vez que mi nombre esté en la plegaria eucarística para que sea verdaderamente un hombre de Dios, y les pido que esto me lo exijan siempre. Si logro ser en medio de mi debilidad, en medio de mi pecado, en medio de mi flaqueza, un hombre de Dios; todo lo demás vendrá por añadidura. Podré ser así, padre hermano y amigo de los sacerdotes, de los diáconos, de los seminaristas, de los laicos de todos los servicios que tiene como riqueza nuestra Iglesia diocesana. Podré ser en serio padre, hermano y amigo de los pobres, de los débiles, de los sufrientes vos y a poder comprometerme en serio en colaborar encabezando una Iglesia diocesana que se compromete en un cultura del encuentro, en construir una patria más justa y fraternamente solamente si soy un hombre de Dios.  Lo voy  repetir más de una vez, y seguramente el día de mi consagración, pero ya desde ahora se los pido sinceramente y de corazón. Pídanselo al Señor, ayúdenme a que sea un verdadero hombre de Dios, y si es necesario exíjanmelo”.

Al finalizar la eucaristía, el padre Luis Albóniga, quien momentamente ha sido nombrado administrador parroquial de la Catedral –hasta el nombramiento de un nuevo  párroco del templo mayor-; recordó a todos los fieles que el 19 de agosto a las 16, será la misa de acción de gracias por el ministerio de monseñor Antonio Marino,  quien a partir de que asuma el nuevo obispo se convertirá en obispo emérito de la diócesis. También recordaron que el 26 de agosto a las 16, también en la Catedral, será la consagración del nuevo obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre. Allí estarán como consagrantes monseñor Marino, monseñor José María Arancedo –arzobispo de Santa Fe- y monseñor Juan Alberto Puiggari – arzobispo de Paraná-. Ese mismo día, el nuevo obispo tomará posesión de la diócesis.

Powered by keepvid themefull earn money