Santamaría acusa a la Generalitat de “Presionar para que la responsabilidad del referéndum la asuman otros”

vice

La vicepresidenta del Gobierno se ha dirigido esta mañana a su grupo parlamentario para hacer balance de los sietes meses y medio de legislatura. Una etapa en la que Soraya Sáenz de Santamaría ha destacado el esfuerzo del Ejecutivo y de sus diputados y senadores para impulsar la recuperación económica y, en especial, la labor de Mariano Rajoy “desmontando el populismo“.

Un trabajo en el que finalmente, según la número dos del Gobierno, el presidente no ha encontrado el apoyo de otros, en clara referencia al PSOE de Pedro Sánchez que, en opinión de Moncloa, cada vez está más próximo a Podemos, un juicio a todas claras para restar votos a los socialistas.

La vicepresidenta se ha referido muy principalmente a la capacidad que ha tenido el Ejecutivo, sobre todo el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el propio presidente a la hora de “trabar los acuerdos” que han sido necesarios para que siete fuerzas políticas respaldaran los Presupuestos de 2017 y para que a lo largo de la tarde, en elCongreso finalmente el partido en el gobierno, obtuviera los apoyos necesarios para alcanzar hagan  los objetivos de estabilidad presupuestaria y el techo de gasto para 2018.

En este capítulo ha vuelto a dedicar palabras de reproche al PSOE por su incoherencia y su falta de responsabilidad al decir “no” al primer paso que permitirá empezar a elaborar las cuentas del Estado para el próximo ejercicio, unas cuentas que beneficiarán las finanzas de las Comunidades Autónomas. 

A continuación ha entrado de lleno en el tema político que más preocupa al Gobierno: el independentismo catalán. “Siempre que hemos encontrado oportunidad de entendernos nos hemos entendido. Otra cosa es que el perímetro que se marque para el entendimiento implique saltarse la ley“, ha dicho refiriéndose directamente al referéndum “que no se va a celebrar” enCataluña.

“La dinámica en la que ha entrado la Generalitat tiene muy poca cabida en la democracia con presiones a los medios de comunicación, algo que si hiciera el Gobierno de la nación provocaría un auténtico incendio en la Cámara; además la oposición en el Parlament se ve ninguneada; se ha perdido completamente la neutralidad institucional; se presiona a los funcionarios e incluso para no asumir las responsabilidades propias se echa la culpa a los interventores“, ha relatado antes de añadir que el Gobierno evitará que la Generalitat“ponga como escudo a los funcionarios” para adoptar decisiones ilegales.

“Ellos presionan para que la responsabilidad la asuman otros“, ha lamentado. “Todo lo que están planteando vulnera toda la legalidad internacional, la legalidad constitucional y la propia catalana. Los independentistas están cada vez más solos y cada vez tienen más miedo a asumir sus propias responsabilidades”, ha afirmado al término de su intervención.

La vicepresidenta ha finalizado haciendo una mención a la necesaria “unidad” frente al terrorismo que hoy, ha dicho, es un “problema a nivel global”.

Ermua fue un espíritu de unidad que nos hermanó a todos y nos hizo muy fuertes y hoy estamos como estamos fue gracias a ese espíritu. Aquí no caben equidistancias”, ha recalcado echando en cara a algunos que “hayan empañado la imagen de un pueblo que se une”.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money