Autoridades turcas entregan a la Guardia Civil de España dos viudas de yihadistas

yida

Finalmente las autoridades turcas han entregado a la Guardia Civil de España a las esposas de dos sanguinarios yidhadistas de origen marroquí, Mohamed Ahamduch, alías Kokito Castillejos y Mourad Kadi.

Se trata de Asia Ahmed, de 26 años, y Fatima Akil Laghmich, de 21, que fueron detenidas por las autoridades turcas,  en diciembre del año pasado,  cuando trataban de retornar a Europa.

Se trata de las esposas de dos sanguinarios yihadistas de origen marroquí fallecidos en zona de conflicto, Mohamed Hamduch, también llamado Kokito Castillejos, y Mourad Kadi.

Las dos mujeres están acusadas de integración enDaesh (Estado Islámico) y fueron arrestadas a su llegada alaeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, procedentes deEstambul (Turquía).

La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción Número 1 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que tiene previsto tomarles declaración el próximo viernes, han confirmado fuentes fiscales.

Sobre ambas mujeres pesaba una Orden Internacional de Detención promovida por la Guardia Civil después de permanecer en territorio de Daesh durante más de dos años.Asia Ahmed y Fatima Akil vivieron “en un contexto de brutalidad extrema de manera voluntaria” bajo las condiciones del grupo terrorista, convirtiéndose en una amenaza potencial para la seguridad nacional.

La Guardia Civil considera que su vinculación con miembros muy activos de la organización las convierte en elementos clave para ser utilizadas como “facilitadoras” para la organización terrorista en España.

Mohamed Hamduch, alias ‘Kokito’.

Los investigadores han acreditado que Asia Ahmedabandonó España en marzo de 2014 para vivir en Siria junto con Kokito, conocido como “el decapitador de Castillejos”por posar con las cabezas de sus víctimas.

Durante la ceremonia de boda, el terrorista regaló a su mujer como dote un cinturón de explosivos. El matrimonio tuvo un hijo, al que se consideró como el primer niño español nacido en el Califato.

Fatima Akil y su hijo viajaron a Siria un mes después, en abril de 2014. Allí les esperaba Mourad Kadi. Según Interior,“se tiene constancia del posible fallecimiento de los dos yihadistas marroquíes a finales de 2015.

Asiah Ahmed se volvió a casar con otro yihadista marroquí y fruto de esa relación quedó nuevamente embarazada. Los menores serán entregados a sus familiares en España.

“La Guardia Civil mantiene un permanente esfuerzo de control y seguimiento de las actividades que estos combatientes terroristas extranjeros desarrollan a lo largo de periodos muy prolongados, con el fin de minimizar el riesgo de que individuos con niveles de radicalización muy altos puedan actuar en España o contra intereses españoles en el exterior”, según ha destacado Interior.

La investigación que ha culminado con la detención de las dos activistas de Daesh se ha prolongado durante más de dos años, tiempo en el que ha tenido un papel fundamental la permanente cooperación bilateral con las autoridades y Fuerzas de Seguridad de Turquía. Interior también ha destacado el intercambio de información con los servicios deEEUU Marruecos.

Desde la elevación al nivel 4 de alerta antiterrorista el pasado 26 de junio de 2015, las fuerzas de seguridad del Estado han reforzado todos los dispositivos operativos y líneas de investigación relativas a la amenaza terrorista, especialmente aquellas sobre individuos inmersos en un proceso de radicalización que pueda desembocar en el desplazamiento a zona de conflicto o en la comisión de acciones terroristas en los países de residencia.

Desde el 26 de junio de 2015, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 184 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 229 desde principios de 2015. Los ciudadanos pueden colaborar desde la plataforma Stop Radicalismos.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money