La gobernadora otra vez en peligro ante increíble falla de la “Seguridad”

intruso2

Todo estaba preparado para la gran fiesta de María Eugenia Vidal  en su llegada en el tren a Mar del Plata.  Es más, se tuvieron en cuenta los más mínimos detalles, como el descenso de la formación. Solo lo pudieron hacer junto a ella el Ministro Dietrich, Bagnato, Castello y Baragiola. El resto, que junto a la mandataria bonaerense había ascendido en la localidad de Vivoratá, tuvo que esperar arriba de los vagones.

Pero no todo salió lo previsto: una persona, que estaba en el sector del periodismo, y que según se dijo luego, tenía las facultades m entales alteradas, caminó más de 15 metros hasta donde estaba Vidal y sus acompañantes brindando el discurso con las manos en alto, para entregarle un papel. Inaudito. A todo esto Dietrich, que en esos momento daba su discurso, mostraba una sonrisa nerviosa porque no entendía que estaba sucediendo.

Insólitamente el espectacular operativo policial, que pareció estar más destinado a complicar la labor de la prensa, se vió superado por un individuo que felizmente llevaba solo un papel y gracias a Dios sin ningún otro elemento que pudiera haber afectado la integridad física de la Gobernadora.

Reclamo de familiares del Repunte

Uopcra2 PRESENCIA. Jorge Trujillo,con una nutrida presencia de trabajadores, presentes en el lugar, haciendo sentir su cánticos en la Ferroautormotora “Eva Perón”

Pero no solo esto se vió en el lugar. Un minúsculo grupo de familiares de los desaparecidos en el pesquero Repunte, a viva voz pedía por no más víctimas en el mar, pero su reclamo era tapado por los cánticos de los trabajadores de la UOCRA que portando banderas. La propia Vidal les dijo que los atendería, pero la reunión no se concretó, ya que el personal  de seguridad optó por retirarla de la Ferroautomotora en una nerviosa huida  donde algunos camarógrafos pagaron los “platos rotos”.

Carlos Arroyo literalmente ignorado

Como anécdota queda el “ningundeo” que sufrió el mismísimo intendente Carlos Arroyo. No solo no fue invitado ascender al tren en Vivoratá, sino que tampoco se le permitió recibir a Vidal en su descenso en la Estación, y no siquiera poso en el imaginario escenario compuesto por Vidal, Dietrich, Baragiola, Bagnato y Castello.

Triste, demasiado.…

arroyo

RETRATO. El Jefe Comunal tuvo su foto, junto a uno de los vagones acompañado por parte de su Gabinete Municipal. Un desplante que , mas allá de las diferencias, no se merecía. 

Powered by keepvid themefull earn money