Sobrinas contaron que fue a pasar el cobro su jubilación a Buenos Aires y debía esperar

anses1

Después de la muerte del jubilado de 91 años que se suicidó en la sede del Anses de la ciudadValeria y Nora, las sobrinas de Rodolfo Estivil,  en diálogo con la prensa, manifestaron que “Él estaba triste con su situación, creía que era muy grande y que ya no tenía algo que hacer en esta vida” a la vez que desligaron de responsabilidad alguna a la Anses, aunque reconocieron que fueron a averiguar y debían realizar varios pasos para concretar el pase del cobro de la jubilación.

Este quizás pudo haber sido el detonante que rebalsó el vaso y llegó a Estivil a tomar la trágica determinación,  de dispararse, pues veía que debía seguir esperando que la burocracia resolviera esa situación, y poder hacerse en Capital Federal de su jubilación.

De ahí que algunos investigadores entiendan que eso hizo que se despidiera de sus sobrinas, para luego exclamar “ya no aguanto más”.

“Quería ir  a Buenos Aires con nosotras”

En tal sentido, una de las sobrinas, Valeria Cabral relató: “El tío nos llamó desde Mar del plata para que lo vengamos a buscar, porque no se sentía bien, una pierna no le funcionaba bien y quería ir  a Buenos Aires con nosotras” a la vez que comentaron que son las únicas que quedaron de la familia y que estaban en contacto permanente con él.

“Él decidió que ya solo no podía seguir acá, asique vinimos para la ciudad. Vimos el tema de los geriátricos, organizamos el tema de la jubilación y pensión y hoy, habíamos ido a la Anses para averiguar como se hacía para poder traspasarlo a Buenos Aires”, señaló.

En ese orden, aclaró que estaban por salir, pero que su tío dijo que conocía a alguien y que iba a ver si esa persona podía hacer algo. “Nosotras estábamos en la puerta de salida y él va hasta al fondo, ahí se escuchó el tiro”, indicó.

Enérgica defensa del ANSES

Por otra parte, afirmó que en ningún momento existieron inconvenientes en cuanto a la atención por parte de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses). “No sé por qué toma esa determinación, eso habría que preguntárselo a él”, aseguró la sobrina del jubilado y aclaró que no sabía que contaba con un arma.

Además, expresó: “Era una persona que hacía ya mucho tiempo había perdido a su mujer y estaba triste por eso. Su último amigo falleció el mes pasado y no tenía a nadie más que a nosotras dos que vivimos en Capital”, sostuvo y añadió que “hay un punto que ya no te podes defender solo”.

“Igual pienso que él ya sabía todo esto, por eso nos llamó y nos despidió”, aseguró la sobrina del jubilado de 91 años y agregó que “Él estaba triste con su situación, creía que era muy grande y que ya no tenía algo que hacer en esta vida. Lo expresó en algún momento”.

Además, agregó que “Él hablaba de su edad y de su cuerpo, lo decía todo el tiempo. Todas las personas ancianas enuncian eso. La gente de Anses nos atendió excelentemente bien y nos contuvo permanentemente” y Nora Leidet aclaró que el trámite que iban a hacer en el organismo era dejarle el poder a ella “para cobrar la jubilación en Buenos Aires”.

Por último, se refirió ante la pregunta de la prensa sobre la polémica surgida tras las numerosas críticas al gobierno nacional en relación a las políticas y quita de beneficios a los jubilados. “No tenemos nada que ver con la polémica, esto fue algo personal”, destacó Valeria y por su parte, Nora añadió que “lo que pasó fue una decisión de él, una decisión tremenda, pero no tiene nadie que ver, fue personal”.

 

Powered by keepvid themefull earn money