La UE reitera el derecho veto de España en el Peñón

peñon1

La Comisión Europea reiteró este martes que cualquier acuerdo sobre Gibraltar entre la UE y Londres deberá tener el apoyo de España, después de que Londres incluyera al Peñón en su propuesta sobre derechos de los ciudadanos comunitarios en el Reino Unido y de los británicos en la UE tras el Brexit. “Reino Unido puede poner sobre la mesa lo que quiera, pero las orientaciones del Consejo Europeo dicen lo que dicen”, subrayó el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis.

Tanto la Comisión Europea como la diplomacia española se remitieron a las orientaciones sobre el Brexit aprobadas por el Consejo Europeo a 27 (sin Londres) el pasado 29 de abril, en las que se dice que “después de que el Reino Unido abandone la UE, ningún acuerdo se aplicará a Gibraltar sin un acuerdo entre España y el Reino Unido”.

Es precisamente el adverbio “después” el que sirvió al secretario de Estado británico para el Brexit, Robin Walker, para asegurar que las discusiones sobre los derechos de los ciudadanos se inscriben en la negociación del divorcio entre el Reino Unido y la UE y no de la futura relación entre ambos. “Esto es parte de las discusiones iniciales y la UE ha reconocido que incluyen los derechos de los ciudadanos de la UE que viven, trabajan en Gibraltar. Es importante que demos garantías para todas esas personas”, subrayó. Las directrices de la UE, según Walker, acepta que haya dos momentos diferenciados en la negociación: “uno en torno al acuerdo de retirada y otro sobre la relación futura”. Respecto a esta última, “estaría en el interés de ambos lados y en particular de la economía de Andalucía alcanzar una relación que permita a los trabajadores que continúen beneficiándose de la capacidad de cruzar la frontera”, concluyó.

Fuentes del equipo del negociador comunitario, Michel Barnier, indicaron también que el derecho de veto concedido a España se refiere a la relación futura entre Gibraltar y la UE, no al acuerdo de retirada.

El jefe de la diplomacia española no quiso entrar en este matiz y se limitó a subrayar que el documento presentado el lunes por la premier Theresa May refleja la propuesta de Londres, mientras que la posición de la UE está fijada en las directrices. “Lo que quiero dejar claro es que nosotros vamos a interpretar esas orientaciones de manera que protejamos los intereses de los españoles que trabajan en Gibraltar y de todos los ciudadanos que viven y trabajan allí”, añadió. Dastis quitó hierro a la polémica asegurando que se trata “de una primera toma de posición. Uno [Londres] pone sobre la mesa un papel, Nosotros [la UE] hemos puesto otro y creo que, en realidad, tampoco estamos tan lejos los unos de los otros”.

El Gobierno español acepta que Gibraltar esté incluida en el acuerdo de divorcio entre Londres y la UE, pero lo que hizo saltar las alarmas es que el documento británico citara expresamente a la colonia como parte del Reino Unido, contradiciendo el derecho internacional y al Tribunal de Justicia de la UE.

España ha dado su pleno respaldo a Barnier, pero tanto el Consejo como la Comisión mantendrán un seguimiento continuo de la negociación. Está previsto que el negociador comunitario presente una evaluación de la propuesta británica el 12 de julio.

Powered by keepvid themefull earn money