Gils Carbó presentó en Tandil el primer nodo bonaerense de la RE.TE.GER.

fiscales-

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, presentó en Tandil un nuevo nodo de la Red Territorial en Género (RE.TE.GER) que impulsa el Ministerio Público Fiscal de la Nación, el primero en la Provincia de Buenos Aires. Se trata de un proyecto que apuesta a la formación de promotoras y promotores en los barrios de derechos vulnerados, quienes podrán acompañar a mujeres y al colectivo LGBTI ante situaciones de violencia de género, y al mismo tiempo prevenirla. “Van a ser los trabajadores y trabajadoras de un cambio cultural que necesitamos”, sostuvo la titular del MPF.

En el aula magna de la Universidad Nacional del Centro, Gils Carbó dijo que la Red será el fruto de un trabajo conjunto de la sociedad y las instituciones. Además, firmó un convenio de cooperación con el rector de la Unicen, Roberto Tassara, para el desarrollo y consolidación del proyecto de formación de promotoras y promotores en género, aprobado por resolución PGN N°1617/17. También, estuvieron presentes el fiscal federal en Tandil, Pablo Larriera; la decana de la Facultad de Ciencias Humanas, Alicia Spinello, y la coordinadora del Grupo de Estudios Interdisciplinarios en Ciencia, Sociedad y Cultura (Cisoc), Gisela Giamberardino.

Del acto, participaron también el fiscal coordinador de Distrito, Daniel Adler; los titulares de las direcciones generales de Políticas de Género y de Acceso a la Justicia, Romina Pzellinsky y Julián Axat, respectivamente, y fiscal a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), Mariela Labozzetta.

Más adelante, la procuradora marcó la responsabilidad central de quienes componen la administración de Justicia frente a este fenómeno. “Examinar un caso de amenazas o de lesiones como si fuera cualquier otro tema no viendo que hay un contexto y condicionamiento de género, es lo que ha conducido al accionar judicial al fracaso. Porque si ocultamos el origen de los hechos no vamos a elegir las estrategias adecuadas que tienen que ver con comprender las dificultades para tener prueba, la importancia de la palabra de la víctima, los riesgos a los que está sometida, evitar su revictimización durante el proceso”, enumeró y cuestionó aquellas sentencias que reproducen los patrones de la violencia de género.

Desde su llegada a la Procuración General de la Nación, se implementaron pasos estratégicos vinculados al fenómeno criminal que implica la violencia de género. El primero fue la creación de la Dirección de Políticas de Género, que actualmente lidera este proyecto de formación. Luego, se presentó la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra la Mujer (UFEM), que busca mejorar la respuesta de los casos judiciales; junto a la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC), que busca rescatar a la mujer del circuito de la violencia. Otro paso dado fue la creación de los ATAJOs, las agencias territoriales de acceso a la Justicia, que son oficinas del Ministerio Público enclavadas en los barrios más pobres. Un 70% de las denuncias que allí se reciben son llevadas por mujeres, y casi un tercio, de las denuncias totales son por situaciones de violencia de género.

El quinto paso es esta red de promotoras y promotores de género, que tuvo su nacimiento en la Villa 31, allí donde un grupo de mujeres asumió el rol de acompañar a las víctimas de violencia para que puedan salir de esa situación.

“No son suficientes las sanciones ni lo que dicen los códigos para evitar la violencia de género”, remarcó la Procuradora. Y en el tarea clave de la prevención, puso en valor el rol de las promotoras y promotores que serán formados desde el MPF: “Están en la comunidad donde suceden las cosas, sin horarios de oficinas, para dar contención, acompañamientos, y sobre todo para empoderar a esas mujeres víctimas de violencia no solo física, verbal, psicológica, laboral o institucional”.

“Empoderarlas –explicó- es darles herramientas jurídicas, emocionales, para que puedan detectar las representaciones que construyen un patrón de dominación, para que puedan detectar los circuitos de violencia, cómo se va ingresando a ellos, para poder encontrar las rutas de la denuncia y de la liberación”.

El rector Tassara abrió el acto poniendo en valor el proyecto y destacó el rol que tendrá el Cisoc para la sistematización de la información, que luego deberá incidir en la toma de decisiones. Por su parte, Spinello destacó la fortaleza del trabajo en red en la tarea de prevención que incida en un cambio cultural, y Giamberardino señaló que asumir la responsabilidad colectiva desde distintas instituciones permite “andar juntos por espacios que solos, sólo podíamos merodear; y hablar juntos lenguajes que solos, sólo podíamos balbucear”. A su turno, el fiscal Larriera sostuvo que el proyecto de RE.TE.GER. implica “volver a tejer lazos sociales desde una visión de género, con la que el Ministerio Público Fiscal está comprometido”.

De construir estereotipos

Tras el acto, participaron del primer taller de formación las más de 80 mujeres preinscriptas en el proyecto, que coordina en Tandil Micaela Herrera, integrante del MPF. Allí, se visibilizaron, desde técnicas de la educación popular, los roles y estereotipos construidos y establecidos socialmente, que al evidenciarlos, se comenzaron a deconstruir. Se observó cómo desde el lenguaje se invisibiliza a la mujer y cuál es el rol que se le asigna en lo cotidiano, y que se traslada de generación en generación.

La experiencia, que aúna esfuerzos también de la Universidad, organizaciones sociales y la Mesa Local Contra la Violencia, que convocó el Municipio de Tandil, se pondrá en marcha en el territorio el 31 de julio en los barrios Villa Aguirre, Villa Gaucho/Palermo, Movediza y Las Tunitas, donde concurrirán también mujeres de los barrios Villa Lasa y Villa Cordobita.

Gils Carbó remarcó la necesidad de trabajar articuladamente. “Para erradicar la violencia de género, no podemos solos. Tenemos que trabajar en conjunto las instituciones con la sociedad civil”, sostuvo y llamó a “que los hechos de violencia no sean naturalizados, como una página del diario que leemos a todos los días”.

El pasado 15 de mayo, se realizó el lanzamiento nacional de RE.TE.GER. y ya se dieron clases de formación a cientos de personas, integrantes de fiscalías, Atajos, organizaciones sociales, y días atrás se sumó el primer nodo en Concepción del Uruguay.

Powered by keepvid themefull earn money