¿Será Justicia? Les mataron a su hija y ahora los condenan por marchas y pegatinas

materia1

Los padres de Yésica Parra, la bailarina que murió tras ser atropellada en 2014, fueron condenados a dos años de prisión en suspenso por el delito de coacción. La causa se originó a partir de la denuncia que realizó la familia de Julián Materia, que conducía el rodado y provocó el accidente, por la realización de manifestaciones callejeras y diferentes reclamos,

En tal sentido, Materia cuenta actualmente con el beneficio de la suspensión de juicio a prueba, que se resolvió en el marco de la causa del accidente, pero el joven inició este contrajuicio ante la distribución de folletería y las movilizaciones que se realizaron mientras transitaba su proceso judicial.

En ese contexto, la causa llegó a juicio luego de que la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones considerara que los reclamos –que incluyeron marchas y pegatina de afiches- tuvieron “la entidad suficiente como para infundir temor”.

La medida de la Cámara se tomó luego de que el abogado Facundo Capparelli interpusiera un recurso de apelación en el que sostuvo la existencia de suficientes elementos para acreditar el delito denunciado y sostener “la intervención punible de ambos imputados”.

Casi tres años y medio después que la joven de 25 años muriera en el siniestro vial, sus padres fueron condenados por las protestas, pegatinas y escraches que realizaron a dos años de prisión en suspenso por el delito de coacciones reiteradas como solicitó la querella.

 

Powered by keepvid themefull earn money