Macron, sobre Cataluña “Mi socio es España entera y mi interlocutor es Rajoy”

macrom

Emmanuel Macron  dijo hoy sobre Cataluña lo que su visitante   deseaba oír:“Mi socio y amigo es España entera y mi interlocutor es Mariano Rajoy, a quien tengo aquí a mi lado; lo demás no me concierne”.

El nuevo presidente de Francia, que este domingo conseguirá  seguramente tendrá una aplastante mayoría parlamentaria y se convertirá en el líder más pujante de la Unión Europea, recibió a Rajoy en el Elíseo, compartió con él un almuerzo y le dispensó el trato reservado a los mejores aliados.

Macron y Rajoy hablaron durante la comida de la cuestión catalana, aunque la mayor parte del tiempo (algo más de una hora) se reservó a los asuntos europeos. El presidente del Gobierno español no debió necesitar demasiados argumentos para convencer al presidente de la República francesa, profundamente jacobino y centralista, sobre las maldades del independentismo.

En la breve conferencia de prensa celebrada después en los jardines del palacio del Elíseo, Macron se refirió al proceso catalán como “una cuestión interna” sobre la que no tenía grandes comentarios que hacer, y luego afirmó lo de que no reconocía otro socio que España ni otro interlocutor que Rajoy.

Los dos se mostraron incómodos cuando se les preguntó sobre Albert Rivera, que se considera   socio natural del reformismo de Macron (“esas cosas son literatura”, dijo Rajoy), y el presidente del Gobierno español sobrevoló la cuestión de Pedro Sánchez: “Ya hablé por teléfono con él cuando ganó las primarias, me dijo que estaba con la Constitución y eso me basta”, dijo.

Lo que le interesaba a Mariano Rajoy era una frase contundente de Macronsobre el independentismo catalán. La obtuvo. Evidentemente, los favores se pagan.Emmanuel Macron espera de Rajoy un respaldo absoluto a las posiciones francesas sobre “la Europa que protege”, muy especialmente en lo que se refiere a la normativa comunitaria sobre los trabajadores desplazados.

Macron se comprometió durante la campaña electoral a conseguir que los grandes concursos de obra pública dejaran de ser obtenidos por empresas que movilizan a trabajadores de los países del este, en especial de Polonia, con remuneraciones y condiciones salariales muy inferiores a las francesas..

Mariano Rajoy se mostró más o menos de acuerdo con el presidente francés sobre ese punto, dijo que se llegaría a un acuerdo y luego soltó una parrafada sobre las excelencias de la Unión Europea y su alto nivel de vida, un sermón que debe de tener memorizado porque ya lo pronunció, prácticamente idéntico, en la última minicumbre que convocó en París el ex presidente François Hollande, hace un par de meses.

Relaciones fluidas

Las relaciones bilaterales son muy buenas. Francia es el primer socio comercial de España, España es el segundo socio comercial de Francia, y aunque persisten ciertas tradiciones como los ataques a los camiones que exportan vino español a granel (que los bodegueros locales venden bajo denominación de origen francesa), no existen problemas políticos de fondo.

En cualquier caso, el trato es fluido. Rajoy trasladó a Macron una invitación del Rey Felipe para visitar España y Macron confirmó que a principios del año próximo se celebrará una reunión entre los dos gobiernos.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money