Tensa calma en López de Gomara: “No tenemos libertad, no nos podemos mover por miedo”

vecinos

El clima de tensión en el barrio López de Gomara continua. Los vecinos decidieron quedarse en la esquina de Necochea y Nasser para “proteger y cuidar” sus hogares, ya que aseguran estar “amenazados” por los habitantes linderos, que viven en condiciones de precariedad y absoluta pobreza.

Pese a contar con presencia policial, y luego de que Telpuk confirmara que permanecerían los patrulleros en la zona, los vecinos mantienen una guardia por temor a represalias de quienes viven en el asentamiento y que son acusados de vender droga.

Juan, vecino que hace años vive en el barrio, asegura que “son cinco familias las alojadas” y que la única respuesta que han recibido por parte de las autoridades fue la vigilancia policial, sin embargo, “no vino ni el intendente ni Baragiola, dicen que no pueden, que no se van a hacer cago”.

Los vecinos, nucleados en la esquina donde se vienen sucediendo los hechos desde el fin de semana, tienen miedo: “no tenemos libertad, estamos todos amenazados, nos dijeron que nos van a prender fuego la casa con los chicos adentro”, contó Verónica.

Además, agregó que debió cambiar a su hijo de turno “porque a la mañana no quiero cruzar más por ahí, están borrachos, tirados, vuelan las balas, tengo miedo por él así que lo cambie a la tarde. No se puede vivir así”, lamenta, mientras muestra impactos de bala en el paredón de una casa.

La madre de Juan tiene 70 años y toda la vida vivió allí. Relata que en los últimos tres años se incrementó la “delincuencia” en el barrio. “Los que vienen a comprar droga han cometido muchísimos robos y lo que vemos es triste. Anoche estaba la policía acá y unas cuadras más allá robaron cuatro bicicletas, a mí hijo le quisieron vender dos ruedas”.polis

“A la vecina le han venido a pedir cucharas para que calentar la cocaína. Vienen a golpear casa por casa pidiendo mercadería o algo de comer y cuando te dabas vuelta estaban llevando esos productos para cambiarlos por más droga. Chicos que entran y salen descalzos porque les dejan las zapatillas para llevarse más droga. A la madrugada los encontras desmayados, tirados en la vereda”.

Lo que piden es “que se vaya la gente que no es del barrio” argumentando que no es la primera vez que sucede, “ya habíamos hablado con la gente que se dedicaba a venderle a los chicos, se guardaron seis meses y ahora volvieron”, relata Juan y agrega que se van a quedar en el lugar hasta que tengan una respuesta.

 

 

Powered by keepvid themefull earn money