Theresa May se apresura para lograr a un “acuerdo de confianza” con los unionistas del Ulster y asi descartar una coalición

ingleses

La primera ministra británica Theresa May ha llegado a un principio de acuerdo con el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte para gobernar con su apoyo puntual, según lo  ha anunciado un portavoz de Downing Street, despacho oficial de la jefa del Ejecutivo.

Theresa May se proponía ir más allá y formar una coalición de Gobierno con los unionistas, similar a la que mantuvoDavid Cameron con los liberal-demócratas en el 2010, sin embargo, aunque mediante su vocero,  esta tarde ha anunciado un“acuerdo de confianza” con los unionistas, sin aclarar las bases de las condiciones pactadas para ello.

“Damos la bienvenida a este compromiso, que puede proveer a todo el país la estabilidad y certidumbre que se requiere mientras nos adentramos en el ‘brexit’ y más allá”, declaró el portavoz de May. “Los detalles serán puestos sobre la mesa para dialogar y llegar a un acuerdo en la reunión del gabinete del próximo lunes”, añadió.

Además, May se ha visto obligada a sacrificar de entrada a sus dos jefes de Gabinete, Nick Timothy y Fiona Hill, que habían presentado   simultáneamente su dimisión y asumieron su responsabilidad del fiasco electoral. En su lugar ha puesto aGavin Barwell.

Los inseparables Timothy y Hill, más conocidos como ‘Nick y Fio’, estaban considerados como los “perros guardianes” de May, los únicos con un acceso personal a la ‘premier’ (aparte de su marido, Philip).

A los dos se les acusa a estas alturas de haber creado un “círculo toxico” en torno a May, criticada por su hermetismo con los miembros de su propio gabinete.

“Asumo mi responsabilidad por el contenido del manifiesto conservador, y en concreto la inclusión de la reforma de la asistencia social”, declaró en su carta de dimisión Nick Timothy, artífice del así llamado “impuesto de la demencia”. “Aún así sigo pensando que se trata de un programa fuerte y honesto de Gobierno”.

El aparato del Partido Conservador había pedido la cabeza de los dos jefes de Gabinete de Downing Street como condición para dar su respaldo a la ‘premier’, en su intención de formar Gobierno con los unionistas del Ulster, algo que al final se ha quedado en apoyos puntuales.

Dos tercios de los militantes conservadores están a favor de la dimisión de May tras el batacazo electoral y 300.000 seguidores han firmado una petición para frustrar el acuerdo con el Partido Unionista Democrático (DUP).

Todo lo cual permite pronosticar que aún habrá novedades en torno a la actual premier británica en los próximos días. A esto se agrega que la canciller Angela Merkel ha urgido a la primera ministra británica a iniciar las negociaciones del Brexit el 19 de junio y ha asegurado que la Unión Europea está “preparada” para defender su postura.

“Queremos negociar rápidamente y seguir el plan”, declaró Merkel  hace unas hora en la tarde del sábad,  “No hay nada que permita sugerir que no podemos empezar como acordamos”.

Michael Fuchs, asesor económico de Merkel, aseguró entre tanto que la nueva situación política creada en el Reino Unido tras el 8-J es una oportunidad para “unas negociaciones del Brexit más razonables”.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

 

 

Powered by keepvid themefull earn money