Mamá de Lucía:“La mató un asesino que tenía un auto preparado para correr”

MAMA1

Después del dolor por la muerte de su hija, habló la mamá de Lucía Bernaola, la joven de 14 años que falleció como producto del accidente de tránsito ocurrido este fin de semana en la ciudad: “Vos esperás que se muera un padre, un tío o un abuelo, pero que se muera un hijo no, que se muera un hijo es cruel”.

En tal sentido, Verónica Borelli (FOTO) manifestó que Federico Sasso, el joven de 19 años que conducía el Renault Clio que arroyó y mató a la joven, es “un asesino que tenía un auto preparado para correr”.

“Lucía estaba con sus amigos, como buenos adolescentes, caminando por la costa. Se estaba divirtiendo sanamente, y un asesino va y te la mata. No le cabe otra palabra, es un asesino que en su Facebook tenía la foto de lo que estaba chupando, de cómo preparaba los autos, ¿vos viste a la velocidad que iba? Las mamás tenemos que pagar los platos rotos de esos asesinos”, remarcó Verónica.

“Ayer fue el peor día de mi vida, ni siquiera fue un día. A mi hija me la mataron como a una rata, un asesino, una lacra que conducía a una velocidad increíble. Voy a pedir las cámaras y a pedir justicia. No voy a parar nunca”, explicó la madre de la víctima.

Y agregó: “mi hija era un ser de luz, su segundo nombre era Paz y creo que Dios nos va a traer eso a mí y a mi familia. Vivía radiante todos los días, no tenía grandes planes, su sueño de ahora era aprobar matemáticas“.

Asimismo, se refirió al día del siniestro y comentó que en la madrugada del domingo, Sofía, la hija mayor de Verónica, la llamó y le dijo que Lucía “había tenido un accidente”. En relación a eso, comentó que “algunos amigos de ella estaban en la puerta de mi casa, como tratando de comunicarme su muerte pero sin poder decírmelo”.

“Sé que el asesino es de una familia poderosa pero eso no me asusta”, apuntó la madre de la joven y añadió: “Espero que haya justicia hasta las últimas consecuencias, una condena social y judicial. Y un montón de cosas que le deseo al asesino de mi hija”.

Por otro lado, se refirió al día del velatorio y comentó que “sus amigos fueron en muletas al velatorio, se levantaron para eso, fue muy fuerte” y se lamentó: “Tenías que verlos como lloraban. Ese hijo de puta me la hizo pelota, no pude ver por última vez la cara angelical de Lucía porque me la dejó toda descuartizada y tuvieron que velarla a cajón cerrado”-

Seguidamente, cuestionó: “Ningún funcionario de la Municipalidad, ni nadie de la justicia se comunicó conmigo y sé que tienen mi teléfono”.

 

 

Powered by keepvid themefull earn money