Talibanes paquistaníes, estarían “tras el ataque de Kabul” que arrojó 90 muertos y 450 heridos

kabul

El servicio de Inteligencia afgano, conocido como Directorado Nacional de Seguridad (NDS), aseguró  que tiene pruebas que apuntan a la Conexión Haqqani, los talibanes paquistaníes, como los autores materiales del atentado de este miércoles en Kabul que se saldó con 90 muertos y 450 heridos.

Fuentes de los servicios secretos de Kabul hicieron público un comunicado en el que también indican que la Conexión Haqqani contó con la ayuda del servicio secreto paquistaní (ISI), para financiar y organizar una de las peores masacres en Afganistán desde la caída del régimen talibán en 2002.

“Los terroristas han probado una vez más que no representan a ninguna religión o ideología”, explica la nota de prensa de NDS. “Este tipo de ataques están diseñados para complacer a sus señores en Pakistán y representan un grave crimen porque no sólo ha tenido lugar durante el sagrado mes del Ramadán, sino que, además, no parece tener ningún objetivo material“, indicaron, sugiriendo que el incidente sólo estaba diseñado para provocar una escabechina en el centro de Kabul.

Pakistán rechazó este jueves la acusación como “carente de base”. La estabilidad en Afganistán es necesaria para los paquistaníes, aseguró el ministro de Exteriores a través de su portavoz, Nafees Zakaria, “y la retórica de culpar a otros” de los fallos propios no ayuda a nadie.

Islamabad condenó la masacre, “en la que se han perdido muchas y muy preciadas vidas“, y explicó que la explosión causó “considerables daños en las residencias de nuestros enviados diplomáticos viviendo en la zona“, alrededor de la Plaza Zanbaq, donde tuvo lugar el atentado.

La Conexión Haqqani fue creada por Jalaluddin Haqqani, un ex guerrillero muyahidín a sueldo de la Central de Inteligencia Americana (CIA)durante la guerra contra la Unión Soviética (1979-1989) que, tras la toma del país por parte de los talibanes  en 1996 se unió a los yihadistas y llegó a servir como ministro en el gabinete del régimen creado y dirigido por el mulá Omar.

Tras la invasión internacional en 2002 para apoyar a la Alianza del Norte afgana y restablecer un gobierno democrático en el país, Jalaluddin pasó a la clandestinidad para dirigir el grupo y convertirse en el azote de las tropas extranjeras y de los intereses de India en el país, ya que el grupo considera al Gobierno indio como uno de sus mayores enemigos en la región y lleva años intentando socavar las relaciones entre Kabul y Delhi a través de atentados terrorista como el que llevaron a cabo contra la embajada india en 2008.

El líder del grupo murió en 2014, aunque su defunción no se hizo oficial hasta un año después cuando su hijo, Siraj Haqqani, tomó las riendas de la organización terrorista en Afganistán, pero que tiene su base en la provincia pakistaní de Waziristán del Norte.

A pesar de que la Conexión Haqqani cae bajo la jurisdicción de los talibán afganos liderados por el mulá Hibatullah Akhundzada, cuyo Gobierno se encuentra en la provincia pakistaní de Baluchistan, bordeando las provincias deHelmand y Kandahar, al sur de Afganistán, los Haqqani siempre han operando de manera independiente realizando sus propias operaciones y manteniendo el control sobre sus guerrilleros.

El grupo terrorista es uno de los más experimentados en el país y cuenta con una infraestructura y logística mucho más avanzada que la de los talibán dirigidos por el mulá Akhundzada, gracias al apoyo que el grupo yhihadista recibe directamente del ISI, el servicio de inteligencia pakistaní. Más aún, el ejército dePakistán sigue rechazando realizar operaciones militares en Waziristán del Norte para expulsar a los terroristas a pesar de que los Estados Unidos han insistido en numerosas ocasiones que los principales campos de Al Qaeda, ligada también al grupo, se encuentran en esa región.

Hugo Barze  – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money