Michel Temer no se rinde: confirma que no renunciará a la Presidencia de Brasil

Temer

El Presidente se habría reunido el 7 de marzo con Joesley Batista, uno de los dueños del grupo J&F -que controla el frigorífico JBS-, quien expresó al mandatario que mantendría pagos a Eduardo Cunha y a su operador, Lúcio Funaro, ambos en prisión, para comprar su silencio, según publicó el diario O Globo.

“Mi gobierno ha vivido esta semana su mejor y su peor momento, no tengo miedo de ninguna denuncia, no tengo nada que esconder, siempre honraré mi nombre, en el Supremo (Tribunal de Justicia) demostraré no tener ninguna implicación con esos hechos, no renuncié, repito: no renunciaré”

La declaración de Temer se dio en el momento de mayor tensión para el gobierno de Brasil, luego que el Tribunal Supremo confirmara la apertura de una investigación contra el presidente, por supuesta obstrucción a la justicia, después de que una grabación que reveló supuestas maniobras con un empresario para comprar el silencio de un antiguo aliado político, ahora encarcelado por corrupción.

“Sé lo que hice y sé la corrección de mis actos. Exijo una investigación plena y muy rápida para las aclaraciones al pueblo brasileño. Esta situación de dubidad y de duda no puede persistir por mucho tiempo. En ningún momento autorizé que se pagara a quien quiera que sea para quedarse callado. No compré el silencio de nadie“,dijo.

La confirmación de esta investigación contra Temer amenaza con su destitución solo un año después de promover un impeachment contra su antecesora, Dilma Rousseff. Antes incluso de conocerse la decisión judicial, la revelación de las acusaciones contra el presidente desataron el pánico en los mercados, hasta ahora los grandes aliados del Gobierno.

Lo antecedentes que tiene a Tener pendiendo de un hilo se dieron a conocer estos días al ser grabado por un gran empresario dando su aval a un esquema de sobornos con el objetivo de comprar el silencio del ex presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, según revelaciones difundidas por el diario O Globo.

“Sólo me pronuncié ahora acerca de los hechos porque intenté conocer el contenido de las grabaciones que me mencionan, solicité oficialmente inclusive a el Supremo Tribunal acceso a estos documentos pero hasta el momento no los conseguí. Quiero dejar bien claro que mi gobierno vivió su mejor y peor momento, los indicadores  de la inflación y los números de crecimiento de la economía y la generación de empleo crearon la esperanza de días mejores”, enfatizó.

Temer se habría reunido el 7 de marzo con Joesley Batista, uno de los dueños del grupo J&F -que controla el frigorífico JBS-, quien expresó al mandatario que mantenía pagos a Cunha y a su operador, Lúcio Funaro, ambos en prisión, para comprar su silencio, publicó el medio brasilero.

Según el reportaje, Temer en la grabación respondió a la confesión: “Tienes que mantener eso (los sobornos)”.

Además, sugirió a Batista hablar con el diputado federal Rodrigo Rocha Loures, hombre de confianza del presidente y miembro de su mismo partido, el PMDB (centroderecha), para asistirlo con otro asunto relacionado con una disputa que el grupo frigorífico mantenía con la estatal Petrobras, esperando respuesta del Consejo Administrativo de Defensa Económica.

Powered by keepvid themefull earn money