El escrache de Madrid rompe la tregua diplomática con Venezuela

14947001778479

Con la embestida de Nicolás Maduro contra Mariano Rajoy y Felipe González, tras el polémico escrache que los emigrantes venezolanos realizarón en Madrid al embajador Mario Isea, se recupera así latradicional tensión entre los dos gobiernos.

Está hundido en el fango más absoluto, Rajoy, eres un cobarde; no puedes permitir que sea agredido un embajador de ningún país, tú no puedes permitir que agredan la embajada de Venezuela, eso es fascismo“, clamó el primer mandatario horas después del que el gobierno español desmintiera que durante la protesta de esta semana se produjera ningún secuestro o agresión.

 Maduro acusó al presidente del gobierno español de“complicidad” y de buscar pelea “para tapar los escándalos de corrupción… (que) le van a llevar a la tumba”, pese a que hace pocos días aseguró que Rajoy era su amigo.

Escraches contra  chavistas por medio mundo

El “hijo de Chávez” también realizó un llamamiento al Rey Felipe para que “haga una investigación” y “tome los correctivos y castigo legal a los que agredieron un establecimiento diplomático sagrado”.

La protesta de los emigrantes venezolanos contra el diplomático es una más dentro del escrache global contra jerarcas chavistas por medio mundo..

En Colombia, Panamá, Estados Unidos, Suiza y México, entre otros, también se han sucedido escraches o protestas.

Un grupo de venezolanos coreó ayer consignas frente a la sede delTribunal Penal Internacional de La Haya y una estatua de Simón Bolívar en Londres amaneció decorada con un cartel de “Maduro, asesino“.

Peor le fue al monumento levantado a Hugo Chávez en Anzoátegui, al este del país, que amaneció consumido por las llamas.

Maduro aprovechó el incidente en Madrid para prolongar su ataque contra Felipe González, habitual crítico del chavismo que participó en la defensa del preso político Leopoldo López.Por ahí salió Felipillo González, que Dios me perdone por nombrarlo, salió a dar consejos a Venezuela.

Cree que es la reencarnación de algún rey, a veces se levanta medio drogado y cree que Venezuela le pertenece”, elucubró el mandatario bolivariano.

En su alocución, retransmitida a todo el país, Maduro ironizó con que “el espíritu de Franco salió de la tumba para agredir a la Embajada de Venezuela”, basándose en las afirmaciones de su aparato de propaganda, que acusó a los manifestantes de entonar “¡Franco, Franco!” durante el escrache.

En los múltiples vídeos de la protesta queda claro que los emigrantes gritaban “¡Narco, narco!”, dirigido al embajador.

Venezuela vive una ola de protestas opositoras, iniciadas a finales de marzo y que se han recrudecido desde que el propio Maduro anunciara el 1 de mayo el inicio de un proceso para cambiar la Constitución, cuyo objetivo final es mantenerse en el poder.

Para este domingo, Día de la Madre en Venezuela, mujeres opositoras marcharán hasta el cuartel de la Guardia Nacional en Paraíso, una zona donde el chavismo no permite manifestarse por su cercanía a zonas populares.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money