Archivan la causa de la funcionaria que tiró libros de la biblioteca del barrio El Martillo a la calle

libros1

Después de la causa que se le inició en febrero a la directora del Centro de Integración Comunitario (CIC) del barrio El Martillo, Viviana Araujo, por haber  tirado los libros de la Biblioteca a la calle, la justicia desestimó la denuncia y dispuso el archivo de la investigación.

En tal sentido, según consta en la resolución a la que tuvo acceso “el Retrato…”, la Fiscalía que llevaba adelante la investigación resolvió “desestimar las presentes actuaciones por no constituir delito los hechos denunciados” y además, dispuso el archivo de la investigación.

En ese contexto, se indicó que “no se ha constatado la existencia de un ilícito que deba ser dilucidado en el fuero penal. En efecto, para que se constituya el delito de daño se requiere la intencionalidad del autor como elemento subjetivo”.

Y se aclaró que “la vía administrativa con relación a la conducta de la responsable ha sido impulsada por los denunciantes debiéndose evaluar en dicho ámbito si recae o no consecuencia jurídica alguna”.

Además, se detalla que la causa se origina por una denuncia del representante de la Asociación Civil Hábitat y Vida “por un hecho ocurrido el 13 de febrero pasado en el interior del centro Integrador comunitario del Barrio El Martillo”. El hecho cometido por la funcionaria Viviana Araujo fue calificado como “Daño Agravado por ser este un bien de uso público”.

En ese orden, se puso en conocimiento que “la biblioteca fue desmantelada” y que además, “sus libros fueron abandonados en la intemperie un día de lluvia” y que a causa de esa decisión se perdieron “decenas libros” pertenecientes a ese espacio público.

A su vez, se constató que el Centro Integrador Comunitario contaba con una biblioteca en la que había una cantidad indeterminada de libros y que la misma era utilizada por los miembros de la comunidad “para distintas actividades como dictado de clases para adultos mayores, talleres, apoyo escolar o atención psicológica”.

Por otra parte, se detalló que “las condiciones de salubridad del lugar no serían las óptimas, ya que se habían hallado roedores, precisamente ratas, solían encontrar materia fecal de esos animales e inclusive luego de ello, alguna rata muerta en el interior” y que “los libros estaban en mal estado, tenían humedad”.

 

Powered by keepvid themefull earn money