Treinta y seis heridos, tres de ellos graves, en explosión en una empresa química en Madrid

rexplosico

Tres personas han resultado heridas de gravedad esta mañana tras varias explosiones que se han producido en la empresa química Requimsa, situada en la calle Vereda de las Yeguas del polígono industrial El Guijar, en Arganda del Rey. El suceso ha tenido lugar concretamente en una nave de reciclaje de aceite industrial, según ha confirmado un portavoz de los bomberos.

Un total de 36 personas han sido atendidas en distintos hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, además de otras tres en el consultorio de Atención Primaria de La Poveda, como consecuencia del incendio. Siete permanecían a última hora de hoy ingresados en centros hospitalarios.

Dos de los tres heridos graves son trabajadores de la empresa. Presentan quemaduras en diversas partes de su cuerpo, sobre todo en la espalda. Uno, un varón de 42 años, posee un 18% del cuerpo quemado y está siendo atendido en la unidad de quemados del hospital La Paz, a donde ha sido trasladado en helicóptero; el otro, un hombre de 37, sufre quemaduras en un 30% y ha sido desplazado, de la misma manera, a la unidad de quemados del hospital de Getafe.

La tercera persona herida de gravedad es una mujer de 22 años de edad, que se encontraba trabajando en una de las naves colindantes a la fábrica. Presenta una fractura de pelvis a causa de una caída producida por la onda expansiva de una de las explosiones, y se encuentra en el hospital de Arganda.

Las explosiones han provocado un incendio que ha afectado a la nave industrial de la empresa Requimsa y su onda expansiva ha alcanzado otras cuatro naves colindantes. La primera deflagración se produjo a las 11:30 horas, y los bomberos consiguieron finalmente entinguir el incendio a las 19:30 de la tarde.

En total, 80 efectivos, entre las 11 dotaciones de bomberos de la Comunidad de Madrid y una del Ayuntamiento, han trabajado para acabar con el incendio. También se ha instalado un Puesto de Mando Avanzado de Bomberos y se ha puesto en funcionamiento un helicóptero de coordinación. Asimismo, se han desplazado hasta la zona 11 unidades de SUMMA 112 y la policía municipal, además del alcalde de Arganda, Guillermo Hita.

Se ha desalojado un perímetro alrededor de 500 metros y, según han confirmado fuentes de la Dirección General de Tráfico, se ha cortado de forma temporal la M-300, entre los kilómetros 1 y 3 en Arganda del Rey, y la M-208 en el kilómetro 3, en el municipio de Velilla de San Antonio. En ambas carreteras se ha restablecido ya el tráfico.

Por motivos de seguridad se han desalojado los colegios Federico García Lorca y Antonio Machado y la Escuela Infantil Pinceladas, además de los Institutos La Poveda y José Saramago. Según fuentes del IES La Poveda, algunas personas han sufrido ataques de ansiedad al oír “dos grandísimas explosiones” que han roto las ventanas del centro. A pesar de ello, ninguno de los alumnos ha resultado herido. Las personas afectadas, han sido atendidas por sanitarios del SUMMA y voluntarios de Cruz Roja.

La onda expansiva se ha sentido a decenas de kilómetros de distancia. El suceso ha ocasionado unagran columna de humo que ha advertido tanto a los vecinos de la localidad como a aquellos que residen en los alrededores.

Desde el Ayuntamiento han asegurado que la columna de humo ha subido hacia arriba, por lo que no se ha propagado por la localidad. El servicio de emergencias 112 ha añadido que no hay riesgo de toxicidad. Para confirmarlo, según fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, durante la jornada se están llevando a cabo mediciones del aire in situ gracias a la estación fijade medición del aire de Arganda del Rey. Esta se encuentra a dos kilómetros del lugar de la explosión y, según ha declarado la Consejería, da “parámetros normales”. También hay estaciones fijas en Torrejón y Rivas y se ha desplazado al barrio de La Poveda una unidad móvil que ha empezado a operar por la tarde.

A todo ello se ha unido la reunión de un Gabinete de crisis que ha evaluado el posible peligro de los componentes de la nube de humo y determinado la falta de riesgo.

Las causas del suceso aún se desconocen. La misma nave, de 10.000 metros cuadrados, ya sufrió otro incendio hace cuatro años. En aquella ocasión, la explosión afectó también a una empresa harinera cercana a Requimsa.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money