Madres de Plaza de Mayo se movilizaron en contra del fallo que aplica la ley del 2×1

Nota

Después del polémico fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que le aplicó el beneficio de la ley conocida como 2×1 un represor, las Madres de Plaza de Mayo se movilizaron este jueves en las puertas de la catedral de la ciudadrepudiaron la decisión judicial y detallaron: “Es terrible, porque no solo nos afecta a nosotros sino a toda la población”.

En tal sentido, una de las Madres de Plaza de Mayo que participó de la concentración, Irene Molinari de Chueque, dialogó con “el Retrato…” y manifestó que“todos los jueves desde hace 40 años marchamos las madres en este lugar por la aparición con vida de nuestros hijos”.

Asimismo, comentó que “cada jueves hay algo diferente por decir y por hacer. El reencuentro es permanente con nuestros hijos y con aquellos que se ponen de pie frente a estas políticas neoliberales”.

A su vez, acompañada por militantes de distintas organizaciones sociales y políticas, y  vecinos que adhirieron al repudio, remarcó: “Hoy estamos para repudiar lo que la Corte Suprema dictaminó que es el 2×1 para crímenes de lesa humanidad, eso es terrible, porque no solo nos afecta a nosotros directamente sino a toda la población”.

La aplicación de esta ley que beneficia a los represores condenados reduciéndoles el tiempo en prisión, “es parte de un plan de ajuste que se va a profundizar más, es dejar asesinos sueltos, es permitir y abrir las puertas para algo más” y remarcó en ese sentido: “A la democracia la vamos a defender, nos ha costado muchísimo”.Marcha2

Por último, Irene señaló a “el Retrato…” que esperan que “aquellos que los votaron se den cuenta de lo que son y lo que son capaces de hacer” y aclaró que “manifestar frente a estas medidas terroríficas es sano para la población”.

La ley 2×1

La decisión de la mayoría constituida por los ministros Elena Highton, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz sostuvo que el beneficio de la ley penal más benigna resulta extensivo y se aplica “siempre” a todos los delitos, sin distinción alguna.
Con este argumento, declaró aplicable en el caso del represor condenado Luis Muiña la Ley 24.390 (conocida como 2×1), que estuvo vigente entre 1994 y 2001, cuando fue derogada, y que computa dos años por cada uno efectivamente preso a partir de los dos años de prisión preventiva.
En disidencia, votaron en minoría los jueces Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte, y Juan Carlos Maqueda, quienes argumentaron que ese beneficio no es aplicable a los condenados por delitos de lesa humanidad.
Luis Muiña es acusado por los hechos registrados la madrugada del 28 de marzo de 1976. Un operativo militar a cargo del brigadier Reynaldo Bignone ocupó el hospital bonaerense Posadas, detuvo al personal y lo trasladó a “El Chalet”, un centro clandestino de detención y tortura.

 

Powered by keepvid themefull earn money