Atentado en los Campos Elíseos de París donde muere un policía y otros dos resultan heridos

Police secure the Champs Elysees Avenue after one policeman was killed and another wounded in a shooting incident in Paris, France, April 20, 2017. REUTERS/Christian Hartmann

A escasos días de las elecciones francesas, la vigilancia en las calles y lugares de atracción turística habían sido reforzadas por las fuerzas de seguridad. Sin embargo, pese a esto,  se vivió una noche de pánico.

Un hombre disparó a las 21 horas del jueves contra un coche de

policía en los Campos Elíseos de París, mató a un agente y causó heridas muy graves a otros dos, antes de ser abatido a su vez por una patrulla cuando trataba de huir.

Las investigaciones han sido encargadas a la Fiscalía parisina que se ocupa de esos asuntos y en una breve intervención en los medios de comunicación, el presidente François Hollande dijo que “las pistas son de carácter terrorista“, poco antes de que el Estado Islámico (IS) reivindicara el ataque a última hora de la noche.

 “El autor del ataque de los Campos Elíseos, en el centro de París es Abu Yussef, ‘el belga’, y este es uno de los combatientes del IS”, escribió Amaq, la agencia de grupo terrorista.

La avenida más célebre de Francia fue desalojada y miles de personas quedaron encerradas durante horas en restaurantes y establecimientos comerciales.

El Ministerio del Interior, que no descarta que haya un segundo atacante, indicó que el agresor utilizó “un arma automática de guerra”, muy probablemente un fusil ametrallador como el Kalashnikov. Eso le permitió disparar muchas veces en pocos segundos contra un coche de policía que permanecía estacionado en una acera de los Campos Elíseos.

Según  varios testigos, el hombre llegó al lugar a bordo de un automóvil, descendió de él y disparó de forma inmediata, sin gritos ni amenazas. Luego empezó a correr mientras seguía disparando. Un agente de una patrulla a pie le disparó a su vez y lo mató.

Los Campos Elíseos estaban llenos de transeúntes a esa hora. Decenas de coches policiales y un helicóptero acudieron rápidamente a la zona con tres objetivos: desalojar al público, buscar posibles cómplices del agresor y asegurarse de que en el automóvil no había explosivos.

Los transeúntes fueron evacuados hacia las calles laterales mientras se acordonaba la avenida. Quienes cenaban en los restaurantes o estaban dentro de los comercios tuvieron que quedarse allí hasta que se consideró finalizada la alarma. La policía les identificó uno a uno, para asegurarse de que no había cómplices ocultosdentro de alguno de los locales.

“Salí de una tienda y, cuando caminaba por la acera , un hombre se bajó de un coche abrió fuego con un kalashnikov contra la policía”, ha dicho un testigo . “El policía cayó al suelo. Escuché seis disparos y tuve mucho miedo. El hombre disparó directamente a los agentes de policía“.

El primer ministro, Bernard Cazeneuve, y el ministro del Interior, Mathias Fekl, mantuvieron una reunión de urgencia y posteriormente Cazeneuve acudió al palacio del Elíseo para informar al presidente François Hollande, quien efectuó poco después una declaración pública en la que transmitió condolencias.

Dos de los candidatos a las elecciones presidenciales, la ultraderechista Marine Le Pen y el conservador François Fillon, decidieron cancelar los actos que tenían previstos para el viernes, último día de campaña antes de la votación del domingo. Los otros les siguieron. Todos transmitieron mensajes de condolencia a la policía y a la familia del agente muerto.

El Frente Nacional protagonizó una descarada manipulación del suceso a través de las redes sociales. Difundió una fotografía del presunto agresor, difundió su presunto nombre y utilizó la muerte del agente de policía para hacer propaganda electoral, con mensajes sobre el programa de firmeza antiyihadista de Marine Le Pen y afirmaciones de que cosas así no sucederían con Le Pen en la presidencia.

En el Ministerio del Interior este hecho provocó  un malestar profundo por la maniobra del partido ultraderechista.

François Fillon declaró que la lucha contra el terrorismo, del que se ha hablado poco en la campaña electoral, debía convertirse en “la prioridad absoluta”.

El último ataque en  París, en un lugar tan estratégico como los Campos Elíseos, ha supuesto  una conmoción a tres días de las elecciones.

Cabía suponer que el tiroteo sobre los policías podía beneficiar a los candidatos de línea antiterrorista más dura, Fillon y Le Pen, cuyos partidarios no han dejado escapar la oportunidad para utilizarlo a favor del voto del miedo entre la población.

 

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money