Sánchez: “Vamos a situar al PSOE tan a la izquierda como quieran nuestros militantes

pedro

Pedro Sánchez aspira de nuevo a la Secretaría General del PSOEcon la izquierda y la militancia como timbre de identidad de su candidatura, a la que se ha dirigido este sábado en Granada para comprometer una consulta cuando se trate de establecer pactos poselectorales.

Con el sí es sí como lema y el tema del argentino Diego Torres “Color Esperanza”, como himno oficioso, más de un millar de militantes han escuchado la propuesta de Sánchez en la pasarela de Granada.

La cita de mayo,  cuando se celebren las primarias, debe ser “el ‘kilómetro cero’ para el cambio social, económico y político que España necesita”, Sánchez invita a una alta participación porque“cuanto más llenemos las urnas más fuerza tendrá el cambio que proponemos“.

En el contexto de una candidatura “de la militancia” frente a “la de abstención” que representa la esbozada por Susana Díaz -a la que no nombró- y la Gestora que actualmente rige el PSOE, Pedro Sánchez se presenta como el portavoz de “los que no fuimos escuchados para la abstención” que dio el Gobierno al Partido Popular “y esta vez vamos a hablar”.

En la situación  en que se encuentra el PSOE existen “dos modelos, el de la gestora y quienes la apoyan, el partido de la abstención, y el nuestro de izquierdas”, señaló Sánchez, que ironizó frente a quienes les acusan de haberse presentado “muy pronto”: “¿No será que habéis planteado el congreso muy tarde?”.

“Es la hora de la militancia”, proclama Sánchez cuando invoco a los asistentes: “Vosotros sois los que vais a recuperar la senda que el PSOE nunca debió perder”, una senda que está a la izquierda, desde la que “juntos vamos a cambiar este partido sin el que no se puede entender la historia de España”.

Sánchez , que había empezado su intervención celebrando la “noticia histórica” de la entrega de armas por parte de ETA, se dirige a quienes “sabéis muy bien a qué decir : a la coherencia, el futuro y el socialismo, el feminismo y la laicidad, extremo en el que anticipa que denunciará los acuerdos con la Santa Sede y que la Iglesia “empiece a pagar los impuestos que debe”, un anuncio sobre el que augura que “a partir del lunes sesudos tertulianos de ciertas ‘teles’ tendrán de qué hablar”.

Sánchez se ha referido al “ejemplo” de Holanda y el desplome de la socialdemocracia para rechazar “la gran coalición” que se propone desde diversos ámbitos “porque es la gran trampa de la derecha para desdibujar el proyecto socialdemócrata y dejar huérfanos a millones de ciudadanos”.

De Holanda a Portugal, donde gobierna la izquierda, “que ha aumentado los sueldos y las pensiones, mientras aquí las congelan de por vida”.

“Nuestro color favorito es el rojo”

Con esas referencias europeas, Sánchez quiere un gobierno que“gobierne para quien más lo necesita” y en ese escenario precisa que “Rajoy lo tenga claro: no vamos a estar no debajo ni al lado sino enfrente, porque nuestro color favorito es el rojo y vamos a situar al partido tan a la izquierda como quieran nuestros militantes y votantes”.

Pedro Sánchez responde “a quienes me dicen que hace falta que el PSOE vuelva a ser un partido de gobierno que sí, pero un gobierno socialista, no un gobierno de derechas” y, así, lamenta -en referencia a Podemos– que su afán por “sorpasar” a los socialistas le impidiese presidir el Ejecutivo, desde el que “ahora estaríamos buscando una alianza con todos los colectivos que quieren el progreso”.

Hugo Barze – Corresponsal  en Europa

Powered by keepvid themefull earn money