El sábado grande de Leonardo Sbaraglia en el Festival de Málaga

sbaragli

A  Leonardo Sbaraglia le costará olvidar lo vivido este sábado, si es que alguna vez lo consigue,  sus 46 años, el polifacético actor que desde hace varios años acude al Festival de Málaga, en esta ocasión se ha llevado, además del cariño, el reconocimiento del Festival de Cine en español a su trayectoria al otorgársele el premio Málaga-Sur.

Desenfadado, algo irreverente,  pero educado, dulce pero con un aire de canalla, Sbaraglia, con aspecto desaliñado, chupa negra incluida, se mostró muy cercano en todo momento y no pudo esconder su sonrisa bajo ningún concepto.

Según  comentan los expertos, representa la perfecta simbiosis entre el cine español y latinoamericano, es todo un ejemplo a seguir. Y con estos reconocimientos el argentino  recoge, orgulloso, la distinción.

“Este premio es lindo de festejar, sobre todo por muchos actores que pueden tener visibilidad desde un pueblo de Chile o un rincón de Paraguay que no tienen tanto mercado como Argentina, México y Colombia”, comentó el intérprete argentino mientras tomaba  mate, Leonardo,  simboliza a la perfección el nuevo viraje que el certamen ha tomado en esta edición volcándose hacia lo iberoamericano.

Ya por la mañana, el intérprete descubrió un monolito en su honor en el particular expositor de las estrellas localizado en medio del  paseo marítimo de otro ilustre del celuloide como es Antonio Banderas.

El galardonado es protagonista de éxitos a un lado u otro del Atlántico  como‘Plata quemada’, ‘Intacto‘, ‘En la ciudad sin límites’, ‘Concursante’ o ‘Relatos salvajes’, Sbaraglia destaca por una obstinación única a la hora de construir sus personajes, algo que comenzó a pulir desde su niñez.

Su familia tiene antecedentes,  su madre,  profesora de interpretación, pasando por  su hermano Pablo, cantante también al igual que la abuela de ambos, Leonardo, fue desarrollando una sensibilidad que ha intensificado al hilo de sus actuaciones como protagonista . Con tanto artista, lo difícil era lo contrario.

Ahora construyo para mostrarme tal como soy, hace unos cinco años empecé a entender la profesión como una herramienta de expresión; uno puede usar los personajes que interpreta para descubrir algo, y es lindo dejarse transparentar a través de ellos”, se sinceró Sbaraglia, aunque fue incapaz de decantarse por uno solo de sus roles hasta el momento y que, además, presenta en la sección oficial del Festival su nuevo trabajo, ‘Nieve negra’, de Martín Hodara junto a Ricardo Darín, Laia Costa y Federico Luppi.

“De lo que me siento orgulloso es de romperme el alma; a mí la actuación me salvó la vida porque me hizo encontrar mi lugar”, expresó recordando anécdotas de su infancia a raíz de la separación de sus padres, algo que derivó en un par de años, según dijo,  “en unas cuantas visitas al psicoanalista”.

Cuando tenía 12, empecé a estudiar teatro y al final me sentía más cómodo sobre las tablas que en el instituto“, afirmó Sbaraglia, para quien España representa “la madurez al salir de mi zona de confort”.

Este fin de semana, además del galardón, Leonardo presentará otra película, “El otro hermano” , pero continuará siendo agasajado en su otro país, en el Teatro Cervantes de Málaga, cuando se proceda ala entrega  del reconocimiento a su labor cinematrográfica de tantos años.

Un sábado  grande, que Leonardo Sbaraglia  no olvidará fácilmente.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money