El aeropuerto de Orly empieza a recibir vuelos tras la muerte de un hombre que atacó a una militar

Viajeros caminando por la autopista que llega al aeropuerto de Orly, al sur de París, el sábado 18 de marzo de 2017. Un hombre murió baleado en el aeropuerto tras intentar arrebatar su arma a un soldado que protegía el lugar, según la policía, lo que provocó una evacuación parcial de la terminal. (AP Foto/Thibault Camus)

Ziyed Ben Belgacem, parisino de 39 años, trató de arrebatar el arma a una agente al grito de “estoy aquí para morir por Alá”

Un hombre ha muerto a tiros en la  mañana del sábado, en el aeropuerto parisino de Orly. De 39 años y nacionalidad francesa, con antecedentes por delincuencia común y sospechoso de haberse aproximado al yihadismo, intentó arrebatar a una soldado su fusil de asalto al grito de “estoy aquí para morir por Alá” y fue abatido cuando trataba de refugiarse en un comercio, según testigos presenciales.

Una hora y media antes, alrededor de las 6:50, el mismo hombre había herido a un policía con una pistola  durante un control de tráfico. El terrorista fue identificado como Ziyed Ben Belgacem  y era un musulmán radical, no registrado como ‘ficha S’, aunque sí conocido por los servicios de Inteligencia franceses. De 39 años y nacido en París, estaba sometido a vigilancia judicial por robo a mano armada.

Unos 3.000 viajeros fueron evacuados de la terminal sin que ninguno sufriera daños físicos, pese al pánico inicial y algunas caídas de las personas cercanas a los disparos. Un registro minucioso permitió comprobar que no había explosivos en las instalaciones. La terminal Sur de Orly, donde ocurrieron los hechos, ha permanecido cerrada hasta media tarde, cuando ha reabierto y ha vuelto a recibir vuelos con normalidad

El Ministerio del Interior ha realizado una reconstrucción provisional de los hechos, a partir del momento en que, a primera hora de la mañana, el automóvil del hombre fue detenido en un control en Stains -a unos 30 kilómetros del aeropuerto-

 En lugar de mostrar su documentación, empuñó una pistola  y disparó a bocajarro a un agente de policía que sufrió heridas leves. El hombre logó fugarse y, al parecer, fue visto poco después en un bar de Vitry, al sur de París, profiriendo amenazas. En Vitry robó un automóvil que fue localizado más tarde en un aparcamiento de Orly.

Una vez en el aeropuerto, el presunto terrorista se enfrentó a una patrulla militar compuesta por tres soldados. Según un testigo presencial, el hombre aferró el fusil de una componente de la patrulla y, parapetándose tras ella, “la agarró por el cuello y amenazó a los otros dos militares”. La soldado logró zafarse y el hombre trató de correr hacia un comercio. Entonces fue abatido. Todo ocurrió en pocos segundos.

Powered by keepvid themefull earn money