Vendieron la empresa EDEA en 250 millones de dólares a Rogelio Pagano

edea1

Un grupo empresario liderado por Rogelio Pagano, que ya cuenta con otras distribuidoras de energía en la Provincia y el país se quedó con Edea y Edelap por  U$S 250 millones. De esta manera Alejandro MacFarlane,  que siempre tuvo en su mente vender la empresa cumplió su anhelo. La idea la tenía desde que se la compró al grupo estadounidense AES, la misma tuvo puesto el cartel de venta, razón por la que las inversiones realizadas para mejorar el servicio hayan sido casi nulas.

El caos administrativo y prestatario que sufrió la ciudad de La Plata en materia de energía eléctrica obligó a Edelap a cambiar de dueños. Y la transacción se concretó a través de Disvol Energía, holding propietario de Edelap y de EDEA, otra empresa que también queda en manos del empresario y que atiende a 524.000 usuarios en la ciudad de Mar del Plata, y localidades de la Costa Atlántica y del sureste de la Provincia.

El negocio de la Energía eléctrica

El negocio de la distribución eléctrica local tiene tres nombres que aparecen una y otra vez: Marcelo Mindlin, Alejandro Macfarlane, Rogelio Pagano. Los tres fueron parte de Pampa, cuando esa compañía compró el control de Edenor. Luego, Macfarlane y Pagano se abrieron de Edenor y encararon la compra de otras distribuidoras.

Macfarlane se quedó con el control de Edelap y EdeA, mientras que Pagano sumó otras distribuidoras. Ahora, Pagano, a través del grupo Desa, adquirió las empresas controladas por Macfarlane en una operación por US$ 250 milllones. Edelap posee 350.000 clientes y con EdeA llega a superar los 524.000 usuarios.

Disvol Energía, de Macfarlane, seguirá en el negocio energético, apuntando a transporte y distribución de gas y combustible, más energías renovables. Uno de sus próximos objetivos podría ser la red de estaciones de servicio de Petrobras que Pampa (de Mindlin, del que Macfarlane fue socio) tiene en venta.

Con esta operación, distintas empresas de Pagano pasarán a controlar un puñado de firmas que superan el 1,3 millón de clientes.

Pagano inició su cadena de adquisiciones con la distribuidora eléctrica de Salta (Edesa) en 2012. En 2016, se expandió con la compra de Eden, que lleva luz al norte y centro de la provincia de Buenos Aires y Edes, que distribuye en el sur bonaerense. En esas operaciones, estuvo asociado con el empresario venezolano Miguel Mendoza. Este último le compró Eden a Edenor en las épocas de tarifas congeladas. Como Edenor poseía problemas de caja, se tuvo que desprender de otras distribuidoras.

En la reciente adquisición de Edelap, Mendoza juega un rol menor, según conocedores de la operación. De esta forma, el mapa de distribuidoras queda concentrado en pocas manos: Edesur, Edenor (que también posee la distribuidora de San Luis), Desa (Eden, Edes, Edelap, Edesal, Edea) y Jorge Neuss, dueño de la riojana Edelar. Tanto la de La Rioja como la de Salta fueron de Mindlin. Y Neuss estuvo hace poco negociando con Mindlin por una participación en TGS. Los mismos nombres se repiten en diferentes operaciones.

Eden posee 334.000 clientes, mientras que Edes anota 185.000. Junto con las facturas que emite en Salta (311.000). En su momento, Pagano recurrió a un préstamo de US$ 100 millones otorgado pro UBS y Carval, un fondo de inversión que estuvo vinculado a Cargill.

 

Powered by keepvid themefull earn money