L’Antiga de Campanar da la sorpresa y se lleva el primer premio de la Sección Especial

La Plaza del Pilar y Convento Jerusalén, segunda y tercera pese a ser las grandes favoritas

Volvía a las Fallas Valencianas un clásico, el retorno de Julio Monterrubio a la Sección Especial con l’Antiga de Campanar y no lo ha podido hacer de mejor manera.

El  ninot presentado en la edición 2017, denominado “ Su Eterna Seducción”  ha dado la campanada (haciendo un juego de palabras ) al imponerse a Plaza del Pilar y a Convento Jerusalén y  llevarse  a las vitrinas del casal el máximo premio de las fallas.

Y ya van tres.

La comisión encargada de presentar un ninot ganador,  llevaba tiempo detrás del galardón con proyectos ambiciosos, pero no habían conseguido dar con la tecla.

El tropezón de Alejandro Santaeulalia el año pasado parecía haber desanimado a sus falleros, pero Monterrubio tenía la llave,  que les ha devuelto a la gloria 26 años después.

Y es que Campanar parece fetiche para el artista madrileño: ganó por última vez en Nou Campanar con la falla más cara de la historia (900.000 euros) en 2009.

Pocos parecían confiar en las posibilidades de l’Antiga  de Campanar (uno de los barrios valencianos más populares) tras desvelar sus cartas todas las fallas,  quizás porque era el monumento más rompedor de la categoría, con líneas curvas, anatomías rotas, colores pastel y una ejecución técnica impecable.

Su apuesta se aleja de aquellas líneas planas y remates piramidales que caracterizaron los primeros premios del maestro en la Plaza del Pilary se adentra en el mundo de la vertical curva, una forma de modelar que ilustraban sus fallas infantiles de estos últimos años.

No ha podido subir al puesto más alto,  El Pilar que, pese a que era una de las favoritas, se ha tenido que conformar finalmente con el segundo premio.

La suya quizá sea la estructura más impactante que se ha visto enVelluters en muchos años. Damiselas dieciochescas, caballeros victorianos y un carruaje con mucho ornamento son el reclamo para una crítica mordaz relativa a la guillotina y caricaturizará a quienes la merecerían.

Más desanimados han quedado los falleros de Convento Jerusalén, que este año se llevan sólo el tercer premio. Los descomunales volúmenes diseñados por Pere Baenas no han obtenido el premio que la comisión esperaba.

Su falla, ‘Holliwood’, de un corte mucho más clásico, ha sido incapaz de sortear ni las líneas curvas de l’Antiga ni la guillotina del Pilar.

Algo menos amargo le sabe el cuarto premio a Cuba-LiteratoAzorín, que  había tenido muchos problemas con la lluvia y ya se temía que no podría competir para intentar  revalidar el título del año pasado.

Su equipo, sin embargo, se las apañó para arreglar los desperfectos y competir con los de arriba.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money