El Indio y las aves carroñeras del periodismo

Nota 1

Son los adalides del periodismo. Los que creen que todo comienza cuando ellos se hicieron periodistas, pero no son más que aves carroñeras sobrevolando la muerte anticipada de alguien que si bien tiene mucha responsabilidad de lo que sucedió, no es el único culpable. Pero hoy lo más fácil y “marketinero” es “matar en vida” al Indio Solari, que hacer periodismo, que informar.

En “A puerta cerrada” Juan-Paul Sartre, acunó esa frase que hoy encaja perfectamente en lo que está sucediendo: “El infierno son los Otros”. Y es lo que podría decirse de aquellos colegas como Roberto Pettinato, Jorge Lanata, Alejandro Fantino y Eduardo de la Puente,(por nombrar a los más famosos) que se dejaron ganar (atento a lo escuchado , visto y leído) por un indisimulable encono personal, y se convirtieron en “Las estrellas”, olvidando que la verdadera “estrella” fue, es y será por siempre , la noticia.

De pronto y obnubilados por las “luces” hicieron de sus programas un “talk show”, pensando más en el raiting, que en verdaderamente informar. Cero investigación. Frases e imágenes robadas para elaborar “informes” tendenciosos donde apoyar su crítica despiadada.

Las “estrellas” del periodismo

Así es como por estos días encontramos un Pettinato dolido por cuestiones del pasado que no son del todo claras, y que inclusive trató de inducir a sus invitados y en especial a Fernando Casas, periodista de Diario Registrado, para que denostara al Indio, algo que no logró. Un Eduardo de la Puente que aprovecha la oportunidad de “pegarle” al cantante, cuando en realidad su odio es contra Mario Pergolini y deja la sensación que en el fondo envidia a que el Indio sea más amigo del creador de CQC, que de él.

Un Fantino, que merced a su ilustrada verborragia, da consejos y que suma adherentes a su “mesa de debate”  apoyado por Eduardo Feimann, también “sobrevuela” al ricotero. Hoy quien sueña con ser el “Larry King criollo”, dejó de mostrar chicas flojas de cincha, y se ubicó entre aquellos que “odian” al Indio ¿por nunca haberles brindado una nota o no haber hecho negocio con ellos?

También la “estrella máxima” del periodismo de cabotaje, Jorge Lanata  le cuestionó a Solari, entre otras cosas, el hecho  que viva “en Estados Unidos”. ¿Será  que le tiene cierta envidia luego de su fracasado intento de instalarse en el país del norte hace escasos meses? ¿ O responde a algún mandato de mucho “peso”?

 Y esto es solo una muestra. Las grandes corporaciones comunicacionales se alinearon en esa tendencia destructiva para con el Indio Solari. No hay duda que el “Establishment Periodístico” lo estaba esperando. ¿Razones?…desconocidas pero sin duda tienen más que ver con pautas no concretadas, que con la objetividad de informar.

Ineptos hay en todas partes

No hay dudas que hay responsabilidades de Indio por las que deberá hacerse cargo. Pero no es solo él. Va desde la Productora, las autoridades municipales y también las provinciales. El ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, sabiendo que se les venía la  noche, fue a Olavarría para decir que “tendría que haber habido el doble de policías” en seguida se sacó el “lazo” de encima: “Quien habilita un evento masivo de estas características es cada una de las intendencias. La Justicia está investigando las responsabilidades penales”, dijo.

Cabe preguntarse si a la Policía bonaerense ¿la manejan los intendentes?. Creemos que no. Es más, sería bueno saber si ellos (léase Gobierno Provincial) estaban enterado del show que se anunciaba en Olavarría , y ¿qué medidas se adoptaron desde la propia Gobernación para respaldar en la realización a un intendente de su propio “palo”?

Ahora salen a mostrar, junto el aparato mediático amigo, su trabajo de rastrillaje y desgarrándose las vestiduras. Lástima que se acordaron el día después…

Ellos, auténticos y políticamente incorrectos

Pero por más que se denoste y se quiera enterrar a Solari hay algo que es más fuerte y que no van a poder frenar: el cariño, la admiración y el amor de miles y miles de “ricoteros” le profesan a su ídolo.

Ese sentimiento no lo podrá acallar ninguna campaña mediática. Ellos forman parte de esa raza apasionada que solo sabe de los límites  que le impone el corazón.

Es verdad que esa “tribu” tiene muchos errores, problemas de socialización, son políticamente incorrectos, pero hay algo que no podrán achacarles: son cruelmente auténticos.

Finalmente ¿Será Justicia?

En este marco la Justicia tiene ahora la palabra. Cabe preguntarse si realmente se investigará a fondo o todo quedará en la nebulosa como varios casos que aún traviesan a los argentinos.. Ahí, en el medio, los familiares de las hasta ahora dos víctimas fatales a las que nada ni nadie les devolverá a sus seres queridos.

No nos olvidemos de ellos.

                                                                                              Miguel Avellaneda

 

 

Powered by keepvid themefull earn money