Una premiación donde se vio que la “Grieta” no se ha achicado, sino extendido…

Fera Roja

La nueva edición de la Estrella de Mar ya es historia. Pero lo que no es historia fue el mensaje que dejó: Fuera Rojas. Las voces de pedido por la salida de manera urgente de la Secretaria de Cultura de la Municipalidad de General Pueyrredón fueron unánimes. No solo de parte de los actores marplatenses, sino además de artistas a nivel nacional que se solidarizaron con sus pares lugareños. Resta ahora esperar que es lo que hará el Intendente Carlos Arroyo; si le da un “pase” inmediato (algo utópico) o espera a Marzo, mes en el que se afirma habrá cambios importantes en el Gabiente Municipal.

Blindada por Juan Aicega y el PRO

Igual hay que destacar que Silvana Rojas forma parte de la Junta promotora “Pro Gestión 2020”, que encabeza el concejal Juan Aicega, y que además está integrada por Guillermo Volponi como  Vicepresidente, y que también forman parte Martín Merlini, Jorge Lobosco, Ricardo de Rosas , y si bien está alejado de las cuestiones políticas, es el espacio donde milita el  por momentos iracundo Gustavo Blanco. Este esquema le da hoy a la Rojas un “paraguas protector” a nivel local. No hay que olvidarse que la cuestionada funcionaria, es hija del recorddo “Tanque” Rojas , un “9” de la gloriosa época de Boca de la década del 60;  hoy amigo personal del Presidente de la Nación , Mauricio Macri.

¿Al fin se acordaron de la Prensa!

Dentro de lo que fue la organización de los “Estrellas…”, es plausible  destacar la libertad con que pudo trabajar la prensa en general. Lejos de esos “inventos” de corralitos que los ubicaba a decenas de metros de distancia, imposible en muchos casos de cubrir ese importante eventos en ediciones anteriores. En esta oportunidad, desde la acreditación, hasta el ingreso y el lugar brindado al periodismo, merecen un “10” para quienes tuvieron a cargo la organización del Premio Mayor de Mar del Plata.

Mariana Gerez, un lujo marplatense

La simpatía de Diego Ramos y la sobriedad y prMarianaofesionalidad de Mariana Gerez, fue otro de los puntos fuertes de la noche de los “Estrellas…”. Pero sin duda la co conducción que le cupo a la locutora y periodista marplatense, fue uno de los grandes aciertos de sus organizadores. Atrás quedaron esas “figuritas” que por ser de Capital Federal se imponía en esta Fiesta, y que en muchos casos naufragaban por su ignorancia y hasta provocaban vergüenza ajena. Gerez volvió a demostrar que está para “Ligas Mayores”; supo además poner el “freno de mano” a tiempo cuando desde el escenario algunos artistas tendían a “irse  la banquina”. Como dirían los viejos maestros de años atrás ¡Muy Bien 10 Felicitado!

Algún Jurado quiso se “protagonista”

Una de las cosas para corregir es el protagonismo que algún/a integrante del Jurado intentó tener a la hora de las tomas gráficas y televisivas. Esto se observó cuando se entregaban las estatuillas en sí. Algunas de esas personas no entendieron que el momento sublime, lo era  para el artista. Se quedaban “para la foto” como si fuera la principal figura, hecho que incomodó bastante a los reporteros gráficos que buscaban otra imagen: la del consagrado con su “Estrella de Mar” en la mano y como fondo la pantalla con el logo del premio. Hasta hubo alguna persona que se “metió” en el medio del elenco, imposible de editar para el profesional de la fotografía y TV.

Las lágrimas de la Princesa del Mar

 

 Melissa Skinder, Segunda Princesa del Mar por momentos “sufrió” las distintas premiaciones, ya que al escuchar muchos de los mensajes de quienes eran galardonados con los “Estrellas…” su rostro se transformaba y daba una imagen de emocionada. Pero el momento mas fuerte lo vivió cuando  Nicolás Vázquez recibió su galardón por Actuación Protagónica Masculina de Comedia / Comedia Musical en el “El otro lado de la cama”. Allí Melissa se quebró al oir su dedicación y sus ojos se llenaron de lágrimas , y solo recurrió a mirar el piso para que su emoción no la traicionara. No lo pudo lograr .Lagrimas 3

Los “No” premiados que se fueron

Como suele suceder en este tipo de acontecimientos, muchos de los ternados luego de ver que no lograban la ansiada estatuilla, abandonaban sus butacas y partían a mitad de la ceremonia mascullando su bronca quizás. Si bien hasta puede ser entendible, un gesto no muy grato ya que hay que saber ganar y también perder, y lamentablemente los ganadores no son todos.

Un estoico público los acompañó

Un estoico público se aguantó las casi cinco horas y medias (desde el ingreso hasta el final) detrás de las vallas para ver pasar a sus figuras artísticas y tomarle fotos con sus celulares. Varios fueron los que se acercaron hasta ellos, no solo para “retratarse”, sino además escuchar sus reclamos por una mejor Cultura. Entre ellos el empresario Carlos Rotemberg quien no tuvo reparos en atenderlos y llevarse algunos de los panfletos que se entregaban.

Lo justo, lo necesario y un poco menos

Para el final queda el hecho (más allá de su legalidad) del reclamo que se vivió fuera y dentro del Auditorium, la entrega de los premios “Estrellas de Mar”. No hay dudas, luego de lo visto, que la famosa “grieta” entre la sociedad argentina en vez de achicarse, se agranda. Si bien fue positivo que muchos artistas marplatenses pudieran expresar su bronca, la fiesta estuvo a punto de naufragar en su mar de diferencias, cuando al subir Mirtha Legrand a recibir su “Estrella de Platino”. En dese instante un grupo de trabajadores de la cultura extendieron su “trapo” en el pasillo que daba la primera fila con el escanario, para la figura de la TV lo observara. Fue allí, cuando ya finalizaba el evento, se sintieron los primeros y únicos silbidos de gran parte del Teatro. Una lástima porque, sin querer, se terminó desnaturalizando, el reclamo en sí.

 

 

 

 

 

Powered by keepvid themefull earn money