La cuestión de las Islas Malvinas ayer y hoy… colonialismo, soberanía y dialogo

Bajo este título, se llevó a cabo en las instalaciones de la Casa de América, en Madrid, un acto organizado por el Departamento de Cooperación Jurídica, de la Embajada de la República Argentina en esta ciudad.

El desarrollo de la exposición , estuvo a cargo de Gonzalo Paz, profesor de la Universidad de Georgetown, experto en relaciones internacionales, política comparada y política económica, además de un amplio curriculum académico como profesor en universidades de Suecia, Italia, Tel Aviv, Méjico, El Salvador y de Buenos Aires.asi como una maestría en la universidad de La Plata.

También ha sido galardonado con numerosas distinciones académicas, destacando las de Fullbright, Andrew Mellon, y Korea Foundation Fellowship, entre otras.

La presentación del disertante estuvo a cargo de Eduardo Michel, Ministro Consejero de la Embajada Argentina en Madrid.

Gonzalo Blas, en primer lugar agradeció la invitación al tiempo que comentó que sus declaraciones eran a título personal, sin que fueran atribuidas o compartidas por  personal de la embajada argentina

Basó su conferencia en tres ejes; el primero fue el colonialismo, luego desarrollo temas de la soberanía, para cerrar refiriéndose al  diálogo entre las partes del conflicto y en cada caso desbrozó aspectos jurídicos más allá de los políticos y económicos, tocados tangencialmente en algunos momentos  y como respuesta a preguntas de los asistentes.

Hizo referencia al “Uti  Posseditis  Juris” , expresión que  significa “así como poseíais… poseeréis” de resultas de cuya aplicación Argentina heredó las islas luego de la colonización española, el principio citado es el elemento cardinal fundamental del Derecho Internacional Publico.

Habló del régimen particular que regula el manejo del suelo submarino, a propósito de la aceptación en marzo de este año de los puntos propuestos por Argentina que han permitido aumentar el 48 % de sus aguas. El Foreign Office por su parte, declaró que esa resolución de Naciones Unidas, no tenía efecto vinculante, aunque el organismo internacional lo ha reconocido al entender que la nueva superficie, constituye una unidad geográfica con la  República Argentina.-

“Las Islas Malvinas constituyen una política de estado para cada uno de los gobiernos argentinos, nuestra Constitución de 1853, luego de la reforma de 1994, incluye una disposición sobre las islas a las que define como “tema central de la política de Estado”, agregó Gonzalo Paz-

Señaló que “aunque gobiernos distintos podían tener o mantener diferencias políticas, el tema de las Islas Malvinas ha sido y sigue siendo un tema central de la política exterior argentina.”

Luego manifestó: “Se han realizado estudios a partir del gobierno de Menem, que luego, otras administraciones sucesivas,  continuaron ellos  y que también lo hace el gobierno del presidente Macri, que han permitido elaborar un contenido sustancial en materia de geología, estructura del suelo, biología, fauna, recursos económicos , es decir un conjunto de material que  explica sobradamente las razones por las cuales Argentina reclama y tiene derecho sobre las Islas Malvinas.”

Otro tema es el colonialismo fundamental a nivel mundial, el tema ha definido la vida internacional en el siglo XX, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Sobre el particular hay dos resoluciones de Naciones Unidas, una de ellas es la Nª1514 ,  que fija el fin del colonialismo, sin embargo hay una lista de territorios no autogobernados, que demuestra que el Reino Unido es el responsabale de la mayor parte de países que no se autogobiernan.

Por su parte, la Resolución 2065, determina que debe haber negociaciones entre las partes y que deben opinar los habitantes que viven en Malvinas

A propósito de esta consideración, Gonzalo Paz, formuló varias observaciones, la primera de las cuales apuntó  “ que en ya en el siglo XIX, había habitantes argentinos y españoles que no solo vivian allí, sino que contaban con unidades de producción activas.”

Esta realidad, finalizó en 1833 cuando de forma violenta, los ingleses desplazaron a los argentinos….

No es algo novedoso por parte de los ingleses el tema del control, que para ellos ha sido tema de estado, Hoy en Malvinas viven muy pocos ciudadanos argentinos  asi como de otras nacionalidade “, continuó diciendo el expositor.

¿Esto significa que 65 millones de británicos y 45 millones de argentinos son rehenes  de la decisión que adopten los poco más de tres mil  personas que habitan las  Islas Malvinas? , se preguntó y reflexionó en voz alta .

Resulta curioso, agregó Gonzalo Paz, que antes de  la guerra de Malvinas, para el Reino Unido, esos habitantes eran ciudadanos de segundo nivel, entonces luego del conflicto decidieron darles la nacionalidad.

¿Qué pasó?

 “Que  la mayoría de ellos se fueron a vivir a Londres.”

Entonces el flujo de la actual población de las islas, es manufacturado. El 45% de sus habitantes llevan menos de diez años en las islas, comentó a renglón seguido.

Esas personas no constituyen un pueblo, en Buenos Aires hay edificios que tienen ese mismo numero de personas y no son considerados una población, un pueblo..

Cuando el Reino Unido cita la resolución 2065 para decir que los habitantes son quienes deciden es una hipocresía, porque la Resolución de marras nada dice sobre los habitantes de las islas.

Especifica claramente que quienes deben negociar son los estados parte del conflicto o sea Argentina y Reinio Unido., también  señaló que  “si bien  <Hubo un refrerendum, éste  no fue organizado por la comunidad internacional, ni fue autorizado por Naciones Unidas, y tampoco asistieron observadores internacionales como  se estila en estas situaciónes”

El tercer eje  que se abordó a continuación fue el de la  la posibilidad de dialogo entre  las partes.

Gonzalo Paz, analizó este aspecto, señalando que  “acá  es importante saber si la negociación precede al dialogo o es al revés. Se usa mucho la palabra dialogo., pero  ¿ realmente sirve un  dialogo que no ponga en vigencia las resoluciones ¿— es muy probable que haya que dialogar antes del dialogo.”

El Papa  Francisco ha propuesto una cultura de diälogo donde se incluyen varios temas, migraciones, recursos ecónomicos, que deben ser tenidos en cuenta durante esa etapa de conversaciones futuras.

“Ahora bien, acotó “si el diálogo no desemboca en una negociación sincera y honesta no tiene sentido. El Gobierno de Macri,  lleva un año trabajando con enorme buena fe y ha propuesto nuevamente  iniciar el diálogo..y también . ha presentado una propuesta argentina  para  mejorar la calidad de vida de los habitantes isleños”

Malvinas y Gibraltar

malvinas2 Cuando “el Retrato…” le preguntó  por qué no había relacionado Malvinas Argentinas con Gibraltar español, con esa exigencia de tantos años de los sucesivos gobiernos españoles dijo que “ eso sería bueno en otra ocasión, que no era el propósito, pero que estaría bien un análisis sobre ambas reclamaciones para elaborar algún material al respecto” , acotando que si bien por el momento no tenía nada escrito tanto sobre Malvinas como sobre las dos reclamaciones, expresó : “De momento no, pero no lo descarto.”

 Michel y la explotacion pesquera

El Ministro Michel, aportó información sobre la explotación pesquera realizada fuera del mar continental argentino, que pone en riesgo la existencia de especies, en este sentido apunto la necesidad de establecer cuotas para evitarlo.

Por último y para cerrar el acto, Gonzalo, dio lectura a un poema de Jorge Luis Borges, que por su relación en el tema incluimos como cierre y  que nos evoca aquella  situación que no desea nadie ver repetida.

Les tocó en suerte una época extraña. El planeta había sido parcelado en distintos países, cada uno provisto de lealtades, de queridas memorias, de un pasado sin duda heroico, de derechos, de agravios, de una mitología peculiar, de próceres de bronce, de aniversarios, de demagogos y de símbolos.

Esa división, cara a los cartógrafos, auspiciaba las guerras. López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil; Ward en la ciudad por la que caminó Father Brown. Había estudiado castellano para leer El Quijote.

El otro profesaba el amor de Conrad, que le había sido revelado en un aula de la calle Viamonte. Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara, en unas islas demasiado famosas, y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno, Abel.

Los enterraron juntos. La nieve y la corrupción los conocen.

El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender.

Hugo Barze – Corresponsal en España

 

Powered by keepvid themefull earn money